Sorpresivo cierre de supermercado deja a 30 empleados sin trabajo

El supermercado Uno, ubicado en el centro de la ciudad cerró sus puertas el fin de semana sin notificar a los trabajadores sobre el cese de sus tareas. El gremio pidió el embargo de los bienes.

Treinta empleados del supermercado Uno -ubicado sobre calle Moreno 350- se quedaron sin trabajo tras el cierre sorpresivo del comercio.

Los trabajadores asistieron a sus puestos de trabajo y notaron que se había producido el cierre sin una notificación previa.

"Hubo una estrategia de parte del empresario que fue vaciando de mercadería el supermercado tanto del centro como del km 8 para que el empleado vea que se estaba desfinanciando para que se canse y se vaya del trabajo y podía él vender el negocio sin nigún trabajador" explicó a B2000 el secretario general de la Asociación Empleados de Comercio Walter Cortés.

El dirigente gremial indicó además que al observar esta situación, un grupo de trabajadores pensó en conformar una cooperativa para continuar con el negocio adelante, pero eso no sucedió. "Los trabajadores le dieron una oportunidad [al propietario] porque se pusieron al lado de él para ayudarlo a ver si podía sacar adelante el negocio" manifestó.

Además el propietario, Jorge Saiz "intentó hacer dos veces un concurso de quiebra y nos opusimos". Después, "lograron abrir un concurso que se lo da [el juez civil] Anzoategui y es una forma muy clara de desfinanciarse legalmente y llegar a su objetivo sin pagar un peso de liquidación final" sostuvo Cortés.

"La Justicia a veces le da el aval a esta gente sin mirar que atrás hay 30 trabajadores que se quedan sin trabajo y no tienen para pagar el alquiler y llevar la comida a la casa" añadió.

Según señaló el dirigente, la empresa le adeuda a los trabajadores el último mes y la liquidación final y desde el gremio pedirán los embargos preventivos.

Comentá la nota