“Sosa es un maestro para lavarse las manos y el vicegobernador no cumplió”

Ayer a la mañana, el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) llevó el segundo paso de su plan de lucha, con una panfleteada por el centro puntano.
En ese contexto, su secretario general, Juan Accornero, habló sobre la situación de los docentes privados, la falta de soluciones provenientes del Gobierno provincial, y sobre el impacto de las controversiales sumas no remunerativas en los aguinaldos y jubilaciones de los trabajadores de la educación.

“La medida tiene que ver con los históricos reclamos que tenemos los docentes en general y en particular los privados. Tenemos el tema del pago por cargo u hora cátedra, las asignaciones familiares que se tienen que actualizar a los valores nacionales porque ya tenemos $300 de diferencia, el tema de las cifras no remunerativas. Ya en el medio aguinaldo vamos a ver reflejado esa diferencia porque esta cifra ya tiene un valor importante, que afecta mucho al momento de jubilarse”, fue lo primero que destacó Accornero, en referencia a la situación de los docentes sanluiseños en general.

Por el lado de los reclamos de los privados, destacó la sobrecarga horario de los preceptores, “que en vez de estar 20 o 21 horas trabajan hasta 35 horas semanales”, y, principalmente, “una ley de educación privada que sea más justa con el trabajador”.

“La ley de educación privada actual prácticamente solo habla de cómo se va a distribuir las subvenciones a las escuelas y nos dedica muy pocos articulos. Nosotros pedimos la estabilidad laboral, ya que hay muchos despidos arbitrarios y sin causa en diciembre y recién vuelven a contratar los mismos docentes en marzo, para quedarse con la subvención, que la cobra alguien que no trabaja. Esa escuela que despide arbitrariamente tiene que ser sancionada con la quita de la subvención por un periodo de 5 años, si es que indemnizó. Si no indemnizó, no recuperar nunca más esa subvención”, dijo firmemente Accornero.

El dirigente también destacó la necesidad de recuperar la carrera docente dentro de los establecimientos, ya que en la mayoría de los colegios privados los directivos son amigos o parientes de los dueños; y la importancia de regularizar los valores de las cuotas, especialmente en relación a las subvenciones que cobran muchas escuelas. “Por eso la próxima medida es una panfleteada frente a las escuelas, mostrándole a los padres cuál es el proyecto de ley. Hay escuelas que tienen el 90% de subsidio y cobran $300, mientras que otras, teniendo el 90%, cobran $900”, advirtió el secretario general de Sadop.

En cuanto a la postura que el Gobierno mantiene sobre estos asuntos, Accornero contó que durante los meses de enero, febrero y marzo se trabajó con el vicegobernador, Jorge Díaz, sobre una mejora de la ley de educación privado. “Creíamos que era viable, había un compromiso de ingresar el proyecto por parte de ellos. Pero bueno, veo que el ministro Sosa jugó de Poncio Pilatos, maestro para lavarse las manos, y el vicegobernador no cumplió. No cumplir con este proyecto de ley significa que valoran más la posición de las 40 y tanto patronales por sobre los derechos de 1.400 docentes privados”, disparó Juan. “Lo que veo es que ninguno de los 2 tienen el poder político para tomar esta decisión”, agregó.

Además, el sindicalista dedicó también unas palabras al ministro de Hacienda, José María Emer, quien el lunes aseguró que “la parte no remunerativa alcanza el 4,7% de la masa salarial”. Por más que Emer no dijo directamente que las cifras no remunerativas de todos los salarios fueran menores al 5% del total, sí lo infirió y trató de minimizar la situación hablando en términos demasiados generales.

“Evidentemente a este hombre hay que regalarle una brújula para que sepa donde está parado y hacia donde va. El salario docente tiene cifras no remunerativas que según el caso llegan hasta los mil pesos y en algunos casos los superan. Le recordamos al ministro de Hacienda que el 50% de 800 es $400, y que el salario mínimo docente apenas si llega a los $4.200, por lo cual sería como mínimo el 10% lo que no refleja en los salarios”, sostuvo Accornero, aproximándose más al número que inicialmente dio el Gobierno, a través del Alberto Sibert.

“La gravedad que reviste esta cifra tiene que ver con los aportes previsionales y obra social. El docente que se jubila y tiene mil pesos de cifras no remunerativas, se jubila con $820 menos de jubilación. No hay que minimizar estas cosas, más aún cuando la Corte Suprema falló hace poquito y con sentencia definitiva de que no puede haber en los recibos de sueldos cifras no remunerativas. El estado puede decir que fue un fallo para un trabajador del sector privado, pero más allá del caso particular sentó el precedente. Promoveremos juicios en las escuelas privadas. Yo creo que muchos docentes que se están por jubilar van a querer iniciarlo”, concluyó Accornero, no sin antes comentar que todos los gremios docentes están preparando un plan de lucha. “Nosotros no tenemos problemas en poner el paro en la época que sea. A nosotros los tiempos electorales no nos corren ni nos frenan”, dijo finalmente el gremialista.

Comentá la nota