La C.E.Z. sostiene que hay intereses políticos detrás del conflicto sindical

El presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ), José Luis Mangini, se refirió ayer en conferencia de prensa al conflicto gremial por el que atraviesa la institución con un grupo de trabajadores representados por el Sindicato de Luz y Fuerza y a la agresión que sufriera uno de sus afiliados que derivó en un paro por tiempo indeterminado.
Señaló que “nunca se discriminó a un trabajador” por cuestiones gremiales, que se abrieron todos los canales administrativos en el marco jurídico para determinar lo que sucedió el viernes pasado en la sede de Rivadavia y Anta y remarcó que se intenta “politizar” un tema que resulta ajeno a la entidad, en ese marco apuntó directamente a los delegados municipales dentro del Consejo de Administración y al mismo Ejecutivo municipal.

Respecto a la agresión que sufriera Ricardo Rossi, uno de los trabajadores afiliados al gremio que viene denunciando desde hace tiempo una “persecución sindical”, Mangini informó que al día siguiente del hecho, el sábado, se inició un sumario interno como proceso institucional para determinar lo sucedido.

“Se va a iniciar un proceso jurídico institucional y una vez finalizado, la Cooperativa tendrá que resolver la situación de cada trabajador”, dijo Mangini. El titular de la CEZ, respecto a las lesiones que recibiera el empleado –triple fractura maxilar-, aclaró que “siempre estuvimos a disposición, desde el primer momento”. Y, distanciándose del hecho en sí, agregó: “nos vemos involucrados en una situación no deseada y personal de dos personas que se agredieron”.

En el mismo contexto, señaló que una vez finalizada la etapa sumarial se presentará públicamente un informe oficial ya que, resaltó, faltan varias cuestiones por determinar antes de tomar una decisión al respecto.

“El proceso tendrá que determinar qué hacían a esa hora en ese lugar esas dos personas”, esgrimió, “habrá que establecer si era horario de trabajo o no y cual fue el motivo del problema”. Aseguró que “institucionalmente se abrieron todos los canales que se necesitan para esclarecer el hecho, además la Justicia intervendrá ante la denuncia de los involucrados y eso dará el marco institucional correspondiente”.

Intereses políticos involucrados

El titular de la Cooperativa fue claro al señalar el origen de la “politización” del conflicto por el que atraviesa la institución con uno de los gremios que representa a sus trabajadores.

“Son los mismos intereses políticos que salieron a plantear sospechas sobre los fondos de 8 millones del FREBA-FITBA y sobre cada uno de los integrantes de esta mesa”, expresó.

En ese sentido, acentuó la acusación sobre los dos delegados de la Municipalidad en el Consejo de Administración, José María Pérez Ponsa y José María Iglesias, y al propio Ejecutivo municipal que encabeza el intendente Osvaldo Cáffaro. “Específicamente”, dijo.

Los despidos, un derecho constitucional

El Sindicato de Luz y Fuerza viene realizando distintas presentaciones ante diferentes organismos denunciando una “persecución gremial” que, según sostiene, se materializó hace dos meses con el despido de dos trabajadores que decidieron afiliarse a la agrupación.

Por primera vez, Mangini se refirió al tema y sostuvo que la CEZ hizo uso de un “derecho constitucional” que “deberá resolver la Justicia Laboral”.

Manifestó que la representación de los trabajadores no la decide Cooperativa sino el Ministerio de Trabajo y, en este sentido, aclaró que “jamás hubo un acto de discriminación a ningún trabajador” por cuestiones gremiales.

“De acuerdo a los vaivenes de afiliaciones en el distrito, los trabajadores de la CEZ han estado representados por uno y otro sindicato (dijo refiriéndose a las dos facciones de Luz y Fuerza), desde 2003 en adelante se aceptó lo que el Estado Nacional determinó”, dijo, “la representación sindical ha cambiado en dos o tres oportunidades y esta Cooperativa no ha opinado nunca sobre lo resuelto por la Nación; no se puede hablar jamás de discriminación porque jamás este Consejo de Administración ha tenido una actitud discriminatoria hacia un gremio u otro, desafío a cualquiera que venga a ver los libros, tome cualquiera de los índices laborales y demuestre lo contrario”.

Respecto a los despidos, Mangini ratificó la decisión tomada y dijo que “la Cooperativa ejerció un derecho constitucional y la Justicia Laboral deberá resolverlo, solamente intereses políticos, que quieren jugar dentro de la CEZ e imponer decisiones, quieren llevar esta cuestión al ámbito político”.

Comentá la nota