Soyem acusa a Gennuso de querer “volver a los ‘90”

Causó malestar en el gremio la propuesta del gobierno para modificar el escalafón. “Quiere ahorrar y que el ajuste sean los trabajadores”, dijo Fuentes.

El Ejecutivo quiere definir un nuevo “escalafón” para el personal del municipio y presentó un primer bosquejo, que causó fuerte malestar entre los trabajadores. El Soyem lo rechazó de plano y prepara una contrapropuesta.

El secretario general del gremio, Juan Fuentes, dijo que la gestión encabezada por el intendente Gustavo Gennuso “quiere ahorrar recursos y que el ajuste lo paguen los trabajadores”.

Consideró que el escalafón del gobierno “está pensado para flexibilizar” y que el intendente “quiere volver a los 90”, en referencia a la década que referenció con un “gran retroceso” para los trabajadores.

Fuentes explicó que los “lineamientos” ya fueron comunicados a los empleados jerárquicos de planta y “la gente se volvió loca”. Admitió que el escalafón vigente exige una actualización porque data de 1987 y “nunca fue reglamentado”, Señaló que tiene numerosas enmiendas y agregados que se fijaron por resolución.

Dijo que el Soyem “ya tiene algo armado” para oponer a lo que planteó el Ejecutivo y que su propósito central es “defender el salario y la carrera administrativa”.

Según Fuentes, el escalafón que promueve Gennuso “invierte las categorías”, que hoy comienzan en la 8 y permite ascender hasta la 24. “Ellos quieren que la primera sea la categoría 28 y de ahí bajarían hasta la 1, pero con exigencias muy difíciles de cumplir. Para llegar a la 1, por ejemplo, hay que ser magister”, explicó.

Otra de las preocupaciones del Soyem tiene que ver con los salarios nominales que cobran los trabajadores. Fuentes dijo que en el anteproyecto los adicionales que se aplican al básico como antigüedad, título y fallo de caja quedarían fuera del cálculo de la zona fría, como ocurre hoy.

“A los actuales trabajadores no les pueden recortar el sueldo, pero sería un perjuicio para los que entren a futuro -estimó-. Con este escalafón podría haber trabajadores de planta que ganen 5.000 pesos”.

La impresión del gremio es que el gobierno “quiere emparejar todo para abajo” y por eso le pidieron por escrito que “aclaren algunas cosas”, relacionadas con el cálculo de los sueldos, las tareas específicas y la carrera administrativa.

Fuentes consideró que los cambios propuestos están pensados “para flexibilizar y para bajar gastos, como ya se vio en los 90”.

De las reuniones donde se evalúa el tema también participa la concejal oficialista Viviana Gelain, quien aseguró ayer que no existe todavía un proyecto sino “una base de trabajo muy preliminar” y que iniciaron “una consulta con las áreas, para ver cuáles son los temores e inquietudes”.

Afirmó que la inversión de categorías “es una posibilidad”, pero aclaró que “nada se toca del Estatuto del trabajador municipal y de los derechos adquiridos”.

Gelain negó que existan tensiones con el Soyem por el escalafón. “Lo estudiamos, lo analizamos y todo se trabaja en conjunto”, aseguró.

Coment� la nota