Soyem no descarta pedir recomposición salarial

Soyem no descarta pedir recomposición salarial
El gremio analiza solicitar una equiparación a los porcentajes de aumentos salariales alcanzados al cierre de las paritarias nacionales. El convenio entre el Soyem y el Gobierno se pactó en diciembre de 2013, y el cambio de las condiciones económicas hace al gremio repensar lo acordado. El Gobierno descarta aumentos, pero apura el pase a planta permanente de 500 contratados. Críticas a la incorporación de personal durante la gestión Martini.
“Las paritarias están abiertas”, respondió a ANB el Secretario Adjunto del SOYEM, Juan Fuentes, al ser consultado sobre si el gremio analiza solicitar una recomposición salarial en el marco de las recientes modificaciones en el escenario económico y financiero del país. “Vamos a esperar que cierren las paritarias a nivel nacional y, de acuerdo a los aumentos alcanzados, si superan el 30 por ciento –cifra cerrada entre el Soyem y el Gobierno en diciembre último- veremos si vamos por lo que resta. Todavía no lo decidimos, ni lo hablamos con el Gobierno”, transparentó el gremialista. Fuentes, pese a que no desechó la posibilidad de solicitar un diferencial salarial a “partir del segundo semestre del año”, se mostró cauto en relación al estado de las finanzas municipales y el resguardo de la “institucionalidad”.

En rigor, el gremio Soyem fue el primero a nivel estatal en cerrar acuerdo salarial, y sin sobresaltos. Cuando promediaba diciembre de 2013, convino con el Gobierno de Martini un 30 por ciento de aumento con pago desdoblado en tres partes. La última cuota se saldó en el mes de marzo, pero la situación económica del país es otra, y variables centrales para la determinación de los salarios –como la inflación y la devaluación de la moneda nacional- se modificaron notoriamente desde aquel diciembre del año pasado. En ese momento, en cambio, el incremento alcanzado fue interpretado como la capitalización por parte del Soyem, de su positiva relación con el Gobierno de Martini.

Pese al cambio de escenario, el Gobierno descarta de plano cualquier tipo de recomposición salarial durante 2014, en el marco de un panorama complejo en términos económicos y financieros para la comuna.

“El tema salarial se resolvió exitosamente con los aumentos definidos tiempo atrás. Fue un proceso bastante extenso y largo. Hoy no está en la agenda tratar la recomposición salarial. Siempre primó en las discusiones la responsabilidad institucional”, sostuvo en diálogo con ANB el Secretario de Gobierno, Daniel Natapof, días atrás.

En el marco de las negociaciones, el Soyem incluyó la recategorización de empleados y el inicio del tratamiento, a partir de marzo pasado, del pase a planta de 500 contratados.

Semanas atrás, la flamante subsecretaria de Gestión, Mirta Elvira, confió a ANB que “se está trabajando para comenzar proceso del pase a planta. Hay que revisar, ver cómo ha sido en su momento. Desde el año pasado la intención fue mejorar situación de contratados sin estabilidad”, consignó la funcionaria, y anticipó que ya comenzó “el correspondiente proceso de revisión”.

De hecho, se conformó una Comisión integrada por miembros del Ejecutivo, representantes del Concejo y referentes del Soyem, que tuvo una primera reunión, en la que se plantearon las pautas a seguir y se unificaron algunos criterios.

Otro tema candente entre el SOYEM y el Gobierno se vincula al aumento de contratados, detectada por el gremio y objetada públicamente.

Oportunamente, el gremio que agrupa a los empleados municipales alertó a través de un comunicado sobre las numerosas contrataciones que realizó el Departamento Ejecutivo, y requirió que se “respete lo pactado”, y se evalúe la superposición de tareas en las diversas áreas.

En ese entonces, se había pautado que el ingreso de personal sería consensuado, señalaron desde el gremio. “Sin embargo, hoy vemos con preocupación el número de contrataciones incoherentes debido a que no responden a la necesidad real de las áreas y desde el SOyEM no queremos tareas superpuestas o cargos sin necesidad”, se quejaron los integrantes de la conducción sindical.

En esa línea, Fuentes detalló a ANB que desde que Martini asumió como Intendenta electa, se detectaron al menos 70 contrataciones, entre puestos políticos y técnicos. Luego de que la crítica se hizo pública, “lo hablamos con el Gobierno, y en Comisión de Gremiales, pero resulta difícil volver para atrás con las contrataciones ya consumadas”, lamentó el secretario Adjunto, quien aseguró que en el momento en el que Martini asumió la conducción de la ciudad, “le pedimos austeridad, control de gastos y evitar nombramientos políticos”.

Sobre la inesperada salida del Secretario de Hacienda del Gobierno, Ariel Gomis, Fuentes clarificó que tenían "una muy buena relación" con el renunciante funcionario. "Esperamos que su reemplazante sea una persona preparada e idónea. Que se trabaje con prudencia, transparentando en qué y cómo se gasta, y que no falten los salarios, porque en ese caso el diálogo (entre el Gobierno y el gremio) va a ser cada vez más difícil”, advirtió, y analizó que “si la persona elegida para el cargo no conoce el corazón del funcionamiento (de las arcas municipales), lo que se construyó hasta el momento se puede caer muy rápido”.

No obstante, “hoy los salarios están al día y en 40 días se deben abonar los aguinaldos. Desde el Gobierno aseguran que no va a haber problemas con eso”, concluyó.

Comentá la nota