El STMA comenzará el jueves un plan de lucha

El STMA comenzará el jueves un plan de lucha

Es por la falta de respuesta del Ejecutivo a una serie de reclamos que han formulado. Entre ellos, la falta de entrega de ropa, la no convocatoria a la Junta de Calificaciones, Ascensos, Disciplina y Médica y el pedido de que se elimine la categoría destajo. También exigen la equiparación salarial luego de que los concejales y el Intendente aumentaran sus sueldos. Mañana realizarán una asamblea y de allí saldrá el plan de lucha a seguir.

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul convocó a una asamblea de trabajadores que se realizará mañana por la mañana para evaluar los pasos a seguir luego de no tener respuesta a los reclamos que vienen llevando adelante ante la gestión de Hernán Bertellys.

Exigen equiparación salarial de acuerdo al aumento que la semana pasada se otorgaron el Intendente y los concejales, la entrega de ropa de trabajo, la regularización del pase a planta permanente, el llamado a la Junta de Calificaciones, Ascensos, Disciplina y Médica, la eliminación de la categoría destajo y pelean también por la no tercerización de los trabajadores de Vialidad Rural.

De esto habló ayer con este diario el secretario Adjunto del gremio, Luciano Varela, quien advirtió que la situación “no da para más” y por esto mañana seguramente decidirán comenzar una medida de fuerza.

Mínimo, vital y móvil   

En un principio, el dirigente comentó que la asamblea convocada para mañana a las 10 en la sede del sindicato se realizará “porque estábamos esperando que el Ejecutivo  entregue las nuevas escalas salariales y todavía no lo ha hecho”.

En este aspecto, explicó que “pedimos la sincronización salarial entre los aumentos de los concejales y el Intendente con los de los trabajadores, para que ninguno quede debajo del mínimo, vital y móvil”.

Añadió que “ellos (por los conejales y el Intendente) utilizaron una categoría de la escala salarial porque está por encima del mínimo, vital y móvil, entonces nosotros vamos a pedir que a todos los compañeros que están por debajo los lleven al mínimo, vital y móvil durante todo el año y que eso sea progresivo a las categorías de arriba”.

Respecto a la exigencia para que se elimine la categoría destajista, señaló que “esa categoría tiene carga horaria de 20 o 25 horas y cobran 2.500 pesos o 3.000. En el Convenio Colectivo de Trabajo municipal fue eliminada, no existe más, por lo que el Ejecutivo tiene la obligación de pasar a todos los destajistas a 35 horas, de acuerdo a la legislación vigente, para que tengan la posibilidad de estar en el mínimo, vital y móvil”.

Advirtió que los destajistas “también aportan, por lo que se merecen pasar a planta permanente. Además, hay compañeros que llevan tres, cuatro y hasta seis años”.

“La situación no da para más”      

En otro tramo, Varela sostuvo que “la situación no da para más porque tampoco entregaron la ropa de trabajo. Nosotros somos el único gremio que se negó a aceptar las fechas de entrega que pusieron”.

Recordó que el reclamo por la ropa empezó en abril con una presentación que hizo el gremio. “Se comprometieron a entregarla ante del 15 de julio y como no lo hicieron, empezaron a poner nuevas fechas tentativas. Por ejemplo, dijeron que el 10 de agosto (hoy) entregaban a Servicios Públicos, pero no sabemos. Después, pusieron fechas tentativas para el Hospital Pintos, para Atención Primaria de la Salud y para el Obrador el 15 de septiembre, dejando por ejemplo totalmente afuera a las casas municipales y jardines, que directamente no están en los listados”.

En lo que hace al pase a planta permanente, están pidiendo la regulación porque “no han dicho qué es lo que van a hacer con los que faltan pasar ni cuándo los van a pasar”.

Los incumplimientos del Ejecutivo no terminan ahí. El gremio también está reclamando el llamado a la Junta de Calificaciones, Ascensos, Disciplina y Médica, “que fue pedida en febrero por nota y todavía no ha pasado nada. En la nueva ley está establecida, pero acá tampoco han dicho cuándo será convocada”.

Respecto a lo que llaman la tercerización de los trabajadores de Vialidad Rural, la Ordenanza 3734/2015 referida al funcionamiento de esa área para el desarrollo de los caminos rurales, establece en uno de los capítulos que los fondos municipales para obras viales serian administrados por la Sociedad Rural. En este sentido, en una asamblea realizada la semana pasada “la totalidad de los empleados del sector dejaron de manifiesto su desacuerdo con la implementación de la Ordenanza porque entienden que pasarían a ser empleados de la Sociedad Rural, estando supervisados y bajo las directivas de una mesa ejecutiva vial rural que quedaría conformada por un gerente técnico administrativo, un gerente técnico vial y dos miembros representantes de cada una de las zonas en las cuales se divide el partido de Azul, de los cuales ninguno de estos actores son empleados municipales”.

Lo que piden es la derogación de la Ordenanza o su modificación preservando a los trabajadores“porque de llevarse adelante esta Ordenanza en las condiciones planteadas se verían seriamente perjudicados, teniendo en cuenta que los antecedentes en el municipio de Azul con respecto a este tipo iniciativa nunca fueron positivos”.

En este marco, el secretario Adjunto remarcó que el mismo jueves la asamblea decidirá “cuáles van a ser las medidas de fuerza que vamos a hacer, porque de todo esto no tenemos respuestas”.

Añadió por último que, ante este panorama, “obviamente vamos a emprender un plan de lucha. El jueves veremos cuáles serán los pasos a seguir y cómo vamos a encarar las medidas”.

Comentá la nota