Suárez se negó a declarar por conflictos en el puerto

Es investigado por bloquear el ingreso de barcos y por presuntas extorsiones a empresarios

Enrique Omar Suárez, a quien la presidenta Cristina Kirchner definió hace dos años en Angola como su "sindicalista favorito", se negó ayer a declarar ante la Justicia por una causa en la que es investigado por "entorpecimiento del transporte" y "puesta en peligro de un barco". Pero también se lo investiga por presuntas extorsiones a diferentes empresas para que contribuyan económicamente con la fundación de su gremio y con una compañía de la que es vicepresidente, a cambio de no sufrir contratiempos.

Suárez, que lidera el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) desde 1992, se presentó ayer ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, se excusó de declarar y presentó un escrito. Por la misma causa, el juez también investiga a otros dos dirigentes del gremio: Jorge Agustín Vargas y Rigoberto Suárez Cardozo. Canicoba Corral actuó tras un pedido del fiscal Gerardo Pollicita, que está a la espera del resultado de investigaciones que revelen la ruta del dinero desde las navieras hacia los gremialistas.

Desde el SOMU ayer se emitió un comunicado en el que se señala que hay una "campaña difamatoria mediática" contra Suárez por un conflicto interno del gremio. "Resultan falsas las imputaciones varias de delitos y la invención de causas judiciales, negocios espurios y acusaciones de enriquecimientos irregulares", dice uno de los puntos del comunicado.

ENRIQUE OMAR SUÁREZ

Jefe del SOMU

Edad: 64 años

En el SOMU: está a cargo del gremio desde 1992

Alineamiento: CGT oficialista.

Comentá la nota