Suba de hasta el 38% para los petroleros

La federación de sindicatos petroleros acordó ayer una suba salarial del 32% en dos cuotas, que, de acuerdo con el gremio, tendrá para los operarios un impacto de bolsillo del 38 por ciento.

 El arreglo alcanzó también el sector de producción de gas licuado, que desde ayer se encontraba paralizado por una protesta del sindicato y que amenazaba con generar desabastecimiento de garrafas en pleno invierno. 

El cierre de esta paritaria se suma al que había concretado la semana pasada, en términos similares, el sindicato petrolero de Neuquén, Río Negro y La Pampa, separado de la federación nacional. El gremio patagónico, en tanto, suspendió un paro que tenía previsto llevar a cabo hoy en defensa de los puestos de trabajo en el segmento de las refinerías pequeñas. Antes de la huelga intervino el Gobierno nacional, que convocó a una audiencia para la semana que viene. 

El acuerdo de ayer fue alcanzado por la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles con las cámaras de empresas productoras de hidrocarburos en el Ministerio de Planificación. 

Alberto Roberti, jefe nacional del gremio y diputado nacional por el Frente Renovador, explicó que el entendimiento con las compañías del sector "implica un aumento salarial retroactivo a mayo del 32 por ciento, más incrementos en otros conceptos salariales hasta totalizar 38 por ciento". La suba fue dispuesta en dos tramos no acumulativos del 16 por ciento cada uno, el primero retroactivo a mayo y el siguiente, en septiembre próximo. 

La paritaria de los petroleros es una de las que involucra ingresos más altos en todo el sector privado. En el área de yacimientos, en las denominadas "bocas de pozo" el propio gremio calculó que los peones percibirán con el actual aumento salarios cercanos a los 30 mil pesos mensuales. 

El acuerdo de ayer incluyó el segmento de trabajadores de las fraccionadoras de gas en garrafas. En el Ministerio de Trabajo la federación nacional pactó con la Cámara de Empresas de Gas Licuado (Cegla) un aumento del 30 por ciento. El pago se concretará en dos cuotas iguales de 15 por ciento en mayo y octubre.

De acuerdo con el convenio firmado también subirán las sumas fijas no remunerativas preexistentes: una, a $ 150 por día "efectivamente trabajado" desde mayo, y a 160 pesos desde octubre, y también los montos pactados en concepto de licencia anual ordinaria. Con ese entendimiento, Roberti ordenó poner fin a la huelga que ayer mismo había iniciado en el fraccionamiento de gas.

El gremio de las provincias patagónicas, liderado por el senador nacional Guillermo Pereyra, había cerrado un acuerdo en valores nominales similares la semana pasada. Sin embargo, en el sindicato explicaron que esa suba, del 30% en dos cuotas, tendrá vigencia por nueve meses, entre abril y diciembre de este año, lo que implicará necesariamente una ventaja respecto de lo pactado por la federación. Mientras Roberti integra el espacio de Sergio MassaPereyrasecunda a Hugo Moyano en la CGT opositora y desde este año ocupa una banca -su espacio ganó las dos por la mayoría- por el Movimiento Popular Neuquino en el Senado nacional.

Comentá la nota