LA SUBA PARA LOS DOCENTES SE DEFINIRÍA POR DECRETO

LA SUBA PARA LOS DOCENTES SE DEFINIRÍA POR DECRETO
La paritaria federal docente, que en 2012 y 2013 se fijó por decreto. Por esa misma senda se vislumbra el cierre de esas negociaciones. El rol del Ejecutivo como empleador y negociador le juega a favor para establecer desde el mano a mano ante los gremios un porcentaje “razonable” en su estrategia y disparar una señal a todos los sectores que tienen como referencia esa discusión salarial.
El viernes, Jorge Capitanich, el ministro de Educación Alberto Sileoni y el titular del palacio de Hacienda Axel Kicillof dejaron bien claro que su intención es sellar el acuerdo por 12 o 18 meses, ante los representantes de los sindicatos docentes enrolados en la CGT de Antonio Caló. El titular de la secretaría educativa de esa central Sergio Romero (UDA); Mario Almirón (Sadop) y los representantes de AMET y CEA ratificaron en la Casa Rosada la pretensión de un ingreso mínimo de $5.500 y dividir la negociación en tres tramos, ante posibles incrementos de precios. El Ejecutivo consideró “inviable” ese pedido no obstante Romero consideró que la reunión fue en buenos términos y destacó la “predisposición” sobre todo de Kicillof para mantener un diálogo sobre la compleja discusión salarial y varios temas de actualidad.

Los sindicatos docentes continuarán analizando el desarrollo de las negociaciones, donde el titular de UDA, con bajo perfil tiene un rol preponderante. El santafecino es considerado por sus pares y los funcionarios nacionales, como un nexo para tratar de “llevar a buen puerto” esta paritaria. Allí tambien reservan un destacado para Almirón de Sadop a la hora de navegar “entre tormentas”. En cuanto a la posible “erosión” que significaría para el ministro Sileoni un nuevo cierre por decreto, desde el Gobierno le aseveraron a este medio que “no tiene razón de ser” una hipótesis en ese sentido. Desde el mismo plano consideraron que en 2012 y 2013 fue el conjunto de sindicatos de maestros y profesores los que determinaron la salida unilateral para la discusión sobre el porcentaje de sueldos.

La UDA, Sadop, Cea y AMET conforman el bloque que mejor diálogo poseen con el Ejecutivo Nacional y prueba de ello es que los acuerdos no salariales donde se incluyen mejoras en las condciones de trabajo -entre otros puntos- se pudieron desarrollar en base al trabajo y “capacidad” de negociación que le reconocen a los sindicatos encolumnados detrás de Romero.

No obstante hay el optimismo es mínimo dentro de los representantes de los gremios.

Comentá la nota