Subte: Sin acuerdo, la reunión pasó a un cuarto intermedio

Subte: Sin acuerdo, la reunión pasó a un cuarto intermedio
Los metrodelegados, que no quieren trabajar en las nuevas terminales, se reunieron durante 10 horas con representantes de Metrovías en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad. Hoy continuarán las negociaciones desde las 15, confirmó Dellacarbonara a minutouno.com.
Los metrodelegados de la Línea B del subte y ejecutivos de la concesionaria Metrovías volverán a encontrarse este martes, a partir de las 15, luego de que -tras 10 horas de reunión- no pudieran llegar a un acuerdo para que los trabajadores comiencen a conducir las formaciones en las dos últimas estaciones inauguradas.

En dialogo con minutouno.com, el delegado de la Línea B, Claudio Dellacarbonara, señaló que durante el extenso encuentro de este lunes la empresa "no hizo ninguna propuesta" para que permita solucionar "las severas deficiencias estructurales" que pondrían en riesgo sus vidas y las de los usuarios del servicio.

El encuentro, que se realizó desde las 12.25 en el edificio de la calle Bartolomé Mitre 575, en el microcentro porteño, está coordinado por el subsecretario de Trabajo de la Ciudad, Ezequiel Sabor.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, inauguró el viernes último las estaciones Echeverría y Rosas, en Villa Urquiza, las que comenzaron a funcionar a las 16 de ese día con "supervisores e instructores" a excepción del sábado y el domingo, porque durante el fin de semana "no se pudo implementar ese cronograma especial", retomado a las 7 de esta mañana, precisaron voceros de Metrovías.

Sabor había citado para este lunes a Metrovías y a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP) con el fin de buscar un acuerdo en torno al conflicto que impide que los subtes lleguen a las dos nuevas estaciones de la línea B con conductores de ese sindicato, mayoritario en el sector. En un comunicado de prensa, Sabor sostuvo que el Gobierno porteño "impulsa el diálogo para llegar a una pronta solución".

"Todos los 'motormen' tienen un (teléfono) celular para comunicarse con tierra y no hay ninguna cámara inundada. Filtraciones de agua hay en todo túnel, pero hicimos una inspección antes de que corrieran los trenes y no encontramos dónde había cables de electricidad", aseveró el funcionario contra las denuncias de fallas estructurales de los metrodelegados.

Comentá la nota