Subtes: evalúan medidas de fuerza

Subtes: evalúan medidas de fuerza
De no haber respuesta a los reclamos de los trabajadores del subte y concretarse la suba de la tarifa a 3,50, que ya es un hecho, recrudecerá el conflicto. Hoy y mañana, tiempo de definiciones.

“Vamos a redoblar nuestra apuesta. Si no hay respuesta a nuestros reclamos y arbitrariamente sube la tarifa a 3,50 pesos, vamos a un conflicto muy fuerte con el Gobierno de la Ciudad”, señaló esta tarde Néstor Segovia, secretario adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP), quien también adelantó que las próximas medidas de fuerza serán definidas entre hoy y mañana.

El dirigente explicó además que hoy mantendrán un encuentro con Metrovías, la empresa concesionaria de la red de subterráneos y el Premetro, y mañana habrá reuniones de delegados y de la mesa directiva de la AGTSyP.

“Antes que nada llamo al diálogo al Gobierno de la Ciudad, pero la realidad es que no estamos conversando y no obtuvimos respuesta después de la apertura de molinetes del viernes pasado”, reclamó Segovia, al tiempo que aseguró que “Macri está generando un conflicto y el aumento de la tarifa a 3,50 es parte del conflicto”.

Por su parte, Roberto Pianelli, secretario general de los metrodelegados, expresó: “Vamos a aguardar la reunión de esta tarde con Metrovías para conocer la posición de la administración macrista sobre las tercerizaciones en el subte”. A su vez, criticó las declaraciones de Juan Pablo Piccardo (titular de Subterráneos de Buenos Aires), quien había señalado que “en el subte, la prioridad son los pasajeros y no los metrodelegados”. “Las declaraciones de Piccardo no ayudan, es mirar para otro lado. Busca una contradicción que no hay”, sostuvo Pianelli.

En tanto, Segovia remarcó que durante la apertura de molinetes de la semana pasada quedó demostrado el rechazo a un nuevo aumento de la tarifa porque “durante la medida de fuerza, al ser gratis el servicio, viajó más gente, pero después era un cementerio”. Asimismo, el metrodelegado rechazó que la suba del precio del boleto por parte del Gobierno de la Ciudad sea para el desarrollo de programas de modernización: “Eso es mentira. La plata es para recaudar y para la campaña política de Macri”. Por último, aseguró que “el subte se puede mejorar con los trabajadores. Solo hay que proveerle repuestos a Metrovías y poner todos los talleres en orden y con la seguridad necesaria. Macri se tiene que dedicar a hacer subtes”.

El aumento de la tarifa que entrará en vigencia desde el miércoles, se suma al 127 por ciento dispuesto por el Ejecutivo porteño en enero del año pasado.

Comentá la nota