Subtes: Macri no da marcha atrás y los metrodelegados no harán paro

Los trabajadores de la AGTSyP confirmaron que no concretarán la amenaza de paro.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) confirmó hoy que no concretará la amenaza de paro que había lanzado por la quita de formaciones por parte de la empresa concesionaria Metrovías, pese a que no cede la pelea entre los gobiernos nacional y porteño.

Es que luego de que el lunes se redujeran los servicios, los denominados "metrodelegados" anunciaron que analizarían llevar adelante un paro, lo que reactivó los cruce entre ambos Gobiernos por quien se hace cargo de este transporte.

Macri, que esta semana había evitado hacer declaraciones, hoy señaló que "la soberbia no conduce a nada" al participar de la apertura de La Rural.

"No se ha hecho el traspaso, y ellos mienten cuando lo dicen; espero se invierta", dijo Macri al referirse a las declaraciones del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien le pidió al titular del PRO que "cumpla con lo que él firmó" a principios de enero pasado.

Entre otras cosas, Randazzo había dicho que la responsabilidad de la red de subtes es del Gobierno porteño y remarcó que éste tiene 108 millones de pesos "depositados en el Banco Nación para el mantenimiento de la red de subtes".

"El dinero que ellos tenían que darle al concesionario lo depositaron en una cuenta. Ellos tienen que lidiar con Metrovías. Como no le han dado los recursos necesarios, Metrovías ha ido sacando coches", afirmó Macri.

Además, el jefe de Gobierno porteño, reclamó poner la energía "en construir el futuro", y cuestionó la pelea "en el oficialismo que solamente perjudica a la gente".

"Podemos levantarnos a la mañana y buscar en el pasado quiénes son los culpables de lo que nos pasa, o levantarnos con alegría mirando al futuro", afirmó Macri.

Mientras tanto, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) confirmó que no concretará la amenaza de paro que había lanzado a principio de semana.

En diálogo con Noticias Argentinas, el representante de los denominados "metrodelegados" Néstor Segovia explicó que luego de las asambleas con los trabajadores se decidió "no parar".

"No vamos a parar, no vamos a pedir que saquen igual los coches rotos al servicio. No podemos hacer eso", reflexionó Segovia.

No obstante, el delegado de la línea C de subterráneos advirtió que se resolvió enviar una carta al Ministerio de Trabajo y a la empresa Metrovías para "recordar" que en los primeros días de agosto debe retormarse la negociación salarial.

"Ahí puede haber quilombo, hace algunos meses la medida se había suspendido, cuando se alcanzó un primer arreglo. Nosotros pedimos un 28 por ciento de aumento y mejores condiciones de trabajo", anticipó Segovia, sobre posibles medidas de fuerza en el inicio del próximo mes.

En mayo pasado, tanto los "metrodelegados" como los representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) llevaron adelante un paro que dejó dos días y medio sin subtes a los usuarios en reclamo de mejoras salariales.

Una semana después de esas jornadas sin actividad, se suspendió sobre la hora una nueva medida de fuerza, luego de que los gremios involucrados aceptaron el pago de una suma fija no remunerativa retroactiva a marzo que variaba entre $1200 (categoría 1 y 2) hasta los $900 (categorías 6, 7 y 8).

Comentá la nota