UTA se sumaría al paro nacional y no habría transporte urbano el próximo jueves

El jueves próximo la ciudad de Córdoba podría quedarse sin transporte urbano de pasajeros debido a la inminente adhesión de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) al paro dispuesto por las centrales obreras opositoras que conducen Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli. 

Si bien la posición que adoptará el gremio que a nivel nacional conduce Roberto Fernández se formalizará mañana tras un plenario en Buenos Aires con los secretarios generales de los distintos distritos, la intención del sindicato es sumarse a la medida de fuerza lanzada a nivel nacional para el 28 de agosto.  

Al igual que el paro de abril pasado, entre los reclamos principales estarán la modificación del impuesto a las Ganancias y la reapertura de las paritarias para renegociar salarios en el marco de la inflación. 

Con la intención de extender la medida a la mayor cantidad de gremios, Moyano y Barrionuevo buscan definir la adhesión de los distintos sectores entre mañana y el martes cuando mantendrán reuniones con La Fraternidad que encabeza Omar Maturano y la UTA nacional. En Córdoba, la posible adhesión de la UTA que conduce Alfredo Peñaloza significaría la paralización de diversas actividades debido a las complicaciones que genera en la ciudad no contar con el transporte público. A eso habrá que sumarle que el gremio de choferes de corta, media y larga distancia, Aoita, también adheriría a la medida de fuerza por lo que tampoco habría transporte interurbano. 

Choferes piden seguridad

Los usuarios del transporte urbano de Córdoba vienen padeciendo irrupciones en el servicio tras el reclamo de los choferes de distintas empresas por mayor seguridad. 

La semana pasada las prestaciones de Ersa, Autobuses y Coniferal no fueron normales debido a asambleas sorpresivas que realizaron los trabajadores tras distintos episodios de inseguridad. Tras ello y a pedido de la UTA, la Policía de Córdoba garantizó un esquema de seguridad con mayores controles en las calles y barrios señalados como los más inseguros por los choferes. Aún así, el fin de semana un colectivero volvió a ser víctima de un robo.

Comentá la nota