Supermercadistas piden “urgente” intervención de las autoridades en el conflicto con Camioneros

Supermercadistas piden “urgente” intervención de las autoridades en el conflicto con Camioneros
La Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) reclamaron una "urgente intervención" de la Justicia y las autoridades nacionales y provinciales por el bloqueo del Sindicato de Camioneros a las bocas de expendio de cuatro cadenas de la ciudad de Córdoba.
Mediante un comunicado fechado en Buenos Aires y difundido en la ciudad de Córdoba, las entidades empresariales señalaron que ante esta "preocupante realidad, los supermercadistas están reclamando una urgente intervención de la Justicia y de las autoridades nacionales y provinciales, considerando que, de no resolverse rápidamente, el conflicto se puede extender en forma indefinida, con consecuencias incalculables".

De esta forma CAS y FASA, se refirieron a la situación que afecta, desde la noche del domingo, a las cadenas regionales cordobesas Cordiez, Almacor, Buenos Días y Mariano Max, cuyas bocas de comercialización se encuentran bloqueadas por el gremio que conduce Pablo Moyano.

Añade el comunicado que la actitud del Sindicato de Camioneros de impedir el normal abastecimiento de mercadería, es un hecho que "ya tiene consecuencias visibles en las góndolas, dado que se trata de comercios medianos y pequeños que deben ser provistos de productos prácticamente todos los días".

Asimismo reiteraron las denuncias que vienen realizando los supermercadistas cordobeses en las que aseveraron que también han recibido amenazas directas algunos de sus proveedores más importantes: "Se conocen casos concretos de La Serenísima, Quilmes, Coca-Cola y Sancor".

El comunicado que lleva la firma del titular de la CAS, Ricardo Zorzón, asegura que esta modalidad "se suma al amedrentamiento que sufren en forma personal (a través de sus teléfonos celulares), los conductores de vehículos que, si bien pueden ingresar a los depósitos bloqueados, finalmente no descargan los productos transportados en sus vehículos para no sufrir represalias".

"Esta situación, que está poniendo el riesgo las fuentes de trabajo directas de 3.500 familias, es particularmente difícil de resolver, dado que Pablo y Hugo Moyano están desconociendo una resolución del Ministerio de Trabajo a favor de los supermercados en la que se dictaminó que los empleados en cuestión se encuentran encuadrados correctamente en el sindicato de los empleados mercantiles".

"Por otro lado -agregan finalmente los supermercadistas-, los camioneros también desoyen la orden impartida por el fiscal interviniente en el caso para asegurar el libre tránsito de personas y vehículos en las instalaciones bajo amenaza".

El conflicto y los bloqueos se originaron en un reclamo del Sindicato de Camioneros, que exige que unos 300 trabajadores de supermercados actualmente encuadrados en Empleados de Comercio, pasen a ser afiliados del gremio que encabezan Hugo y Pablo Moyano.

Se trata de trabajadores que el Sindicato de Camioneros reclama encuadrar dentro de su rama Logística, pertenecientes a los cuatro supermercados actualmente bloqueados: Cordiez, Mariano Max, Almacor y Buenos Días, todos de capitales cordobeses.

Comentá la nota