El SUTE ya analiza la oferta de Pérez

El SUTE ya analiza la oferta de Pérez

El gremio no quiere hablar de porcentajes, pero el aumento sería de 35% en una cuota a partir de marzo. El viernes habrá una decisión en el plenario provincial

Lejos de hablar de porcentajes, el Gobierno de Mendoza asegura haber ofrecido a los docentes el mejor incremento salarial de todo el  país. El lunes, en la Subsecretaría de Trabajo, los representantes del SUTE (Sindicato Único de Trabajadores de la Educación) tuvieron la cuarta reunión en el marco de las paritarias 2015.

Fue allí donde el Estado llevó una suerte de paquete de propuestas que incluye tanto simulaciones de cuánto será el aumento en cada caso particular hasta cuestiones no salariales. Desde el gremio que nuclea a los educadores dijeron que llevarán la oferta a las escuelas y el viernes, luego del plenario provincial, darán una respuesta.

Así, si bien lógicamente falta esa instancia -que es cuando se pone a consideración de los docentes mendocinos la propuesta- todo parece indicar que la lista Celeste de SUTE (que es la que conduce) aceptaría el ofrecimiento.

El tema, como cada año, es saber si peligra o no el inicio de clases que es el próximo lunes 3 de marzo. Y si bien en el encuentro anterior con el Gobierno el secretario general, Adrián Mateluna, dijo que sí estaba la posibilidad de hacer paro si no llegaban a un arreglo satisfactorio, con lo sucedido el lunes el panorama cambió. Aunque, claro, hay que esperar al plenario.

Es que según contaron a Los Andes en el SUTE, el sindicato pedía que en el “caso testigo” el salario de un profesional de la educación llegara a los $ 8 mil de bolsillo. Hay que tener en cuenta que la mayor masa de empleados estatales está concentrada justamente en la docencia y, por otro lado, que como es tan amplia la variedad de cargos (desde un celador hasta un supervisor) es complejo referirse a un porcentaje específico de aumento.

De todas maneras, el SUTE se mostró en principio conforme con el ‘combo’ presentado por el Gobierno. 

“Lo que estábamos planteando es que una maestra con 10 años de antigüedad y con 10 de radio, que hoy está ganando $ 5.700, llegue a $ 8.000. Recibimos tres ofertas y ninguna llegaba a eso. La que trajeron ayer (por el lunes) sí se arrima porque es de $ 7.800. Esa es la propuesta que se está llevando a las escuelas. Está bastante cerca de lo que pedimos.

Además tiene un montón de puntos no salariales que los consideramos de vital importancia, como la provisión de terrenos para la construcción de viviendas con el IPV o titularizaciones en docentes y algunos celadores. Ofrecen estabilidad laboral en general”, explicó Reinaldo Panella, secretario de administración y actas del SUTE.  

Según detalló el sindicalista, la complejidad para calcular los salarios reside en que “a mayor zona y a mayor antigüedad, te va dando distintos montos” y por eso se habla del caso testigo.

Además, cada trabajador de la educación puede ingresar a la página del sindicato, que es www.sute.com.ar, y en la pestaña que indica “simulador salarial” puede con su número de DNI saber de cuánto es el aumento de bolsillo.

Algunos ejemplos: un maestro que recién se inicia pasaría de $ 4.700  a  $ 6.000; si tiene 10 años de antigüedad y 30 por ciento de zona de $ 6.079 a $ 8.306 y en el caso de un director con 24 años de antigüedad y 50 de zona, de $ 14.941 a $ 19.900. 

La influencia del año electoral

No hay que olvidar que esta negociación se da en un año electoral, lo que hace -entre otras cosas- que las partes busquen que todo suceda con mayor celeridad.

Además, si se tiene en cuenta la cantidad de veces que se reunieron el año pasado, que la primera oferta fue de 20% en tres cuotas y las clases no empezaron porque se hizo paro, también se puede leer que en esta ocasión los tiempos electorales influyen. Ahora, de entrada se ofreció un 28% y en un solo pago. Mientras que la última, para los que sí ponen porcentaje, se habla del 37%.

“Es una oferta muy buena; en una vez a partir de marzo. El incremento es sobre el ‘estado docente’ y sobre el básico. En cada docente impacta de manera distinta por la antigüedad. El gremio pedía $ 8.000 y se le ofreció $ 7.800. Eso para el caso testigo.

En cuestiones no salariales, hay titularización de docentes que después de varios años no habían podido concursar por falta de concursos, construcción de vivienda, equiparación salarial de celadores en contexto de encierro y cuestiones económicas como viaje en transporte público gratis”, enumeró el  coordinador paritario oficial, Andrés Cazabán. 

Asimismo, el funcionario de Pérez reflexionó sobre el hecho de que SUTE haya ‘tomado’ la propuesta y la esté dando a conocer en las escuelas. “Lo han llevado a consulta.

Eso ya es una buena señal, indica que es una propuesta razonable para ellos. Para nosotros es muy buena, es en una cuota y fue la mejor del país, al igual que sucedió el año pasado”, aseguró Cazabán. En 2014, cerraron en un 30,5% en una sola vez.

Comentá la nota