El SUTE define algo más que su nueva conducción

El SUTE define algo más que su nueva conducción
Hoy se espera una elección pareja entre tres agrupaciones (Celeste, Lila y el Frente por la Unidad), con incidencia en la paritaria 2014.
El mayor gremio de la provincia define hoy en las urnas no sólo su nuevo secretariado sino también la futura relación con el gobierno que -se estima- será más tirante, sea quien fuere el ganador de esta jornada.

Las tres listas que participan de la elección (Celeste, Lila y Frente Unidad-Marrón) se han definido a favor de la jornada diaria de cuatro horas (hoy cuatro y media) para los maestros, de la equiparación de asignaciones familiares (hoy 460 en la Nación y sólo 220 en la Provincia) y se muestran defensores a rajatabla de la aplicación real del 82% móvil de jubilación a los 25 años de servicio.

Este año el Gobierno consideró de imposible cumplimiento los dos primeros reclamos. "Dicen que los de la Celeste son ?amigos' pero nos clavaron cinco días de paro", se quejan en una Casa de Gobierno que ya se prepara para sufrir una mayor presión en la paritaria del año próximo.

Los comicios de hoy también definirán ratificaciones o realineamientos gremiales del SUTE, actualmente en la CTA-Yasky cercana al gobierno nacional.

Para conocer la dimensión del movimiento electoral que genera el gremio docente, baste conocer que cada una de las tres agrupaciones intervinientes lleva en su boleta a 186 candidatos entre aspirantes a los secretariados departamentales (seis por departamento), al secretariado provincial (29 cargos), a la junta de disciplina, a la comisión revisora de cuentas (6) y a los congresales en Cetera (23).

Están en condiciones de votar 20 mil afiliados (incluidos unos 5 mil jubilados) entre 60 mil trabajadores de la educación pública, y se estima que podrán votar efectivamente entre 12 y 13 mil afiliados. Entre las agrupaciones se reitera la percepción de que la victoria de quien gane no se alejará demasiado de los 400 votos sobre el segundo. Los comicios se definirán en 300 mesas de 24 escuelas, que hoy no tendrán clases (ver listado aparte).

El candidato de la Lista Celeste oficialista es Adrián Mateluna, actual delegado gremial del departamento de Maipú quien está acompañado por Nidia Ibáñez como adjunta y Liliana Chávez como secretaria gremial. En la Lista Lila, el aspirante a secretario general es Carlos Quiroga, en compañía de Vilma Selbaggio como adjunta y Fabiana Orlando como gremial. Mientras que para el Frente por la Unidad (con centro en la Lista Marrón) propone a Roberto Garcés, Mariela Villegas y Silvia Iñíguez.

Aunque entre los candidatos predominan los ?independientes', una rápida definición de los alineamientos políticos de cada agrupación ubica a la Celeste en el kirchnerismo; a la Lila en el cornejismo aliado a un sector del carmonismo y a la Marrón en la izquierda diversa. En la elección anterior, en 2010, la Celeste ganó con 34% de los votos, frente al 30% de la Lila y 20% de la Marrón.

Comentá la nota