Con el SUTE y diferencias, el viernes arranca la paritaria local

Con el SUTE y diferencias, el viernes arranca la paritaria local

Las paritarias 2016 comienzan este viernes 5. Por la tarde, y con una modalidad diferente a la que utilizaba la gestión peronista, el Gobierno radical se sentará con el SUTE  a comenzar la negociación en la Subsecretaría de Trabajo.

 Como siempre, serán los trabajadores de la Educación los que de alguna forman ‘marquen’ la cancha para los que sigan en el cronograma de gremios. Desde ese lado, planean pedir mínimo 35%. Mientras que, el estado mendocino, tiene ya un techo de 25%. 

Si bien algunos de los sindicatos consultados, no quieren aún hablar de porcentaje, los que sí se animaron a hacerlo dicen que no quieren techo, que el piso mínimo tiene que ser del 35% y que lo ideal sería lograr un 50% de aumento en los salarios. Por su parte, desde el Gobierno adelantan que la cifra ya está definida, que no se moverán de ahí y en el propio seno del gabinete dicen también que habrá “aumentos diferenciados”. Es decir, que no todos los trabajadores tendrán el mismo incremento. 

Voces sindicales

Molestos porque aseguran que se está empezando tarde la paritaria, en el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación remarcaron que en la reunión que tuvieron con el Gobierno el 18 de diciembre dejaron muy en claro que para ellos había que comenzar a discutir sueldos en el enero que terminó el domingo.

“De por sí arrancamos más que tarde, muy tarde. Son muchos los temas que vamos a llevar y sabemos que esto es una puja. Lo más importante es que nosotros podamos llevar a la mesa paritaria lo que se decide en las escuelas”, comenzó explicando Adrián Mateluna, titular del SUTE. 

En ese sentido, el secretario general del sindicato que mayor cantidad de miembros tiene en Mendoza contó que mañana, el jueves y el viernes habrá reuniones en todos los departamentos para empezar a definir qué incremento salarial necesitan en el sector.

“Hemos convocado en toda la provincia a que se realicen reuniones para que los compañeros vayan discutiendo cuáles van a ser las exigencias a plantear. Ahí también se hablará de porcentaje. Queremos que se converse de esa forma. Respetamos los órganos de decisión”, expuso Mateluna, en referencia a la modalidad plenario. 

Quienes harán algo similar para ver cuál es la ‘voluntad popular’ son los de ATE. Aunque este gremio sí habla ya de porcentaje. “El panorama que se viene es bastante negro. Habrá un nuevo congreso de delegados para que cada uno traiga el mandato de cada sector. El Gobierno ha dicho que no dará más del 25%; o sea nos imponen un piso y un techo. Para nosotros el piso es el 35%. Todo aumentó entre el 25% y hasta el 300%. No vamos a aceptar un 25% porque se va a licuar en el primer mes. No vamos a permitir la precarización”, aseguró Jorge Chávez, secretario adjunto de ATE. 

En Sitea, dijeron que teniendo en cuenta el proceso inflacionario y la devaluación habrá que partir de un piso de 35%. “Pediremos que no haya techo. Mañana (por hoy) habrá asambleas para ver lo de la quita de la mayor dedicación y empezar a pelear por los salarios”, adelantó Federico Lorite. Mientras que en Ampros, Isabel Del Pópolo contó que pedirán que se divida en dos veces en el año la paritaria. 

En cuanto a la modalidad, se supo que únicamente estarán en la sala de negociación: tres gremialistas, tres representantes del Gobierno y el encargado de la Subsecretaría de Trabajo, Alejandro Jofré, para mediar la discusión.

¿Acuerdos semestrales?

El Gobierno nacional ratificó ayer una pauta inflacionaria anual del 20 al 25 por ciento y no descartó la posibilidad de promover una paritaria "por seis meses”, para evaluar “cómo va cayendo” el incremento de precios “a lo largo del año”.

“La expectativa es que los gremios pueden acompañar la nueva pauta inflacionaria que marca el equipo económico, que es del 20 al 25 por ciento para el 2016”, explicó el secretario de Trabajo, Ezequiel Sabor.

El coordinador del Observatorio de Datos Económicos de la CGT que preside Hugo Moyano, Jorge Sola, rechazó esa previsión inflacionaria, aunque admitió la posibilidad de recurrir a la “variable” de la paritaria semestral.  “Podría analizarse la opción de avanzar con una paritaria semestral”, dijo.

Comentá la nota