SUTPA protestó frente a Vialidad Nacional contra el cierre de peajes

SUTPA protestó frente a Vialidad Nacional contra el cierre de peajes

El gremio que lidera Sergio Sánchez aseguró que con la readecuación de los Corredores Nacionales están en riesgo 2.500 puestos de trabajo.

Trabajadores del peaje junto a los obreros viales se manifestaron este martes frente al edificio de Vialidad Nacional en Av. Roca de la Capital Federal en defensa de los puestos de empleo del sector frente a la readecuación de los Corredores Nacionales que impulsó el organismo estatal.

Según denunció el Sindicato de Trabajadores de los Peajes (SUTPA), el nuevo dibujo de los Corredores implicaría levantar cabinas de peaje Cipoletti, en la Ruta Nacional 22; Florentino Ameghino, sobre la Ruta Nacional 188, y los de la Ruta Nacional N° 11, en los pejaes de Nelson y Videla de la provincia Santa Fe.

“Eso afectará a casi 350 trabajadores”, aseguró el secretario general del SUTPA, Sergio Sánchez, al diario Ámbito, quien aseguró que con los cambios propuestos están en riesgo 2.500 puestos de trabajo.

En ese marco, hoy los afiliados del SUTPA, acompañados por el Sindicato de Trabajadores Viales y Afines (Stvyara), se manifestaron en Vialidad y apuntaron contra el titular del organismo Javier Iguacel a quien responsabilizaron sobre el futuro laboral de los empleados del sector.

“No estamos en desacuerdo con la tecnología pero queremos sentarnos en una mesa y que sea paulatino. No se puede pasar de un día para el otro a la tecnología. La automatización tiene que tener un camino de reorganización de la gente sino quedarían muchos trabajadores en la calle”, señaló horas antes Sánchez en Canal 26.

Tras realizar una volanteada en las cabinas de peaje, el gremio advirtió con medidas de fuerza si el gobierno no da respuesta favorable a sus reclamos sobre la continuidad laboral de sus representados.

La actualización de los Corredores Viales prevé mejoras a través del sistema de Participación Público-Privada (PPP). En el sindicato creen que las nuevas trazas levantarán los peajes y esas rutas van a quedar solo con un contrato de mantenimiento, sin trabajo para los trabajadores de peajes. “Lo que nosotros pedimos es que en esos sectores haya servicios, como la seguridad vial, el de balanza o la atención al usuario. Con esto redistribuimos en servicios a los empleados que salen de las cabinas”, indicó Sánchez a ámbito.com.

Los contratos de adjudicación PPP le darían la concesión a un privado, que ellos la llaman ‘ruta segura’, pero le sacan la seguridad vial y se la pasan a la Agencia Nacional y a los frentistas de cada una de las localidades, que deberán hacerse responsable en caso de accidentes.

Comentá la nota