Tabacaleros rechazan Las medidas de la OMS

Perico (C) - Según un comunicado difundido ayer tras la finalización de la reunión organizada en Santa Cruz do Sul (Brasil), “ni la OMS, ni ningún gobierno ofrece alternativas sostenibles y viables para sustituir el cultivo del tabaco”, definición categórica que surge del debate llevado adelante por treinta y nueve representantes de entidades de los productores de tabaco de siete países de la región.

El presidente de la ITGA, el argentino Jorge Néstor, afirmó que “algunos burócratas en Ginebra, que nunca han visto un planta de tabaco, quieren eliminar la producción, pero no tienen ninguna alternativa para treinta millones de agricultores en todo el mundo”.

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación Internacional de productores de Tabaco (ITGA), el portugués Antonio Abrunhosa, dijo que “la Organización Mundial de la Salud es un hombre ciego conduciendo una aplanadora”.

En Brasil, los representantes de Ecuador, Guatemala, Estados Unidos, República Dominicana, Argentina y Colombia están discutiendo las dificultades encontradas por el sector de cara a las crecientes amenazas de sanciones, coordinados por la Organización Mundial de la Salud, y que se presentará en la 5¦ Conferencia de las Partes (COP 5), que se celebrará en Corea del Sur en noviembre.

Vale acotar que los artículos 17 y 18 de la Convención Marco que se impuso a los países firmantes del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) sugieren la congelación o reducción de la superficie plantada, eliminar los mecanismos de apoyo financiero y técnico a los productores y terminar con los precios mínimos de apoyo, entre otros.

PROBLEMA SOCIAL

“Estas propuestas no son serias”, dijo Jorge Néstor, agregando que “el impacto de la reducción de la siembra de tabaco llevará a la quiebra de la economía de millones de familias y decenas de países. Están realmente creando un problema social grave”.

De acuerdo con el documento dado a conocer al final de la reunión, se sostiene que “no hay opciones previstas por los gobiernos, que sean creíbles, concretas y detalladas que permitan ayudar a los cultivadores de tabaco para diversificar hacia otros cultivos o medios de subsistencia en previsión de una posible reducción de la demanda de hoja de tabaco”.

En ese sentido, Néstor demandó: “Queremos que nos escuchen para que podamos asegurar la propiedad, los puestos de trabajo creados y la economía que existe en la actualidad”.

Más tarde, el presidente del ITGA planteó “qué extraño es el hecho de que el alcohol no sufre las mismas restricciones porque el alcohol es un producto que separa a las familias, causando tragedias en las carreteras y no tiene estas restricciones”.

La ITGA fue establecida en 1984 y la integran las asociaciones que representan a los productores de 24 países, aglutinando a la producción de más del 85% del tabaco vendido en el mundo.

Comentá la nota