Tambalea la cumbre sindical por Ganancias que convoca Massa

La cumbre sindical sobre el Impuesto a las Ganancias organizada para mañana por el Frente Renovador (FR) quedó el fin de semana sumergida en la incertidumbre. 

De las cinco centrales obreras sólo una, la CGT Azul y Blanca, de Luis Barrionuevo, aseguró anoche su presencia institucional. En tanto era improbable la participación de Hugo Moyano y deAntonio Caló (líderes de las versiones opositora y oficialista de la CGT, respectivamente). Y los jefes de las dos CTA,Hugo Yasky y Pablo Micheli, descartaron de plano su concurrencia.

Las dudas y los rechazos guardan razones políticas y hasta formales. Cerca de Moyano dijeron que el camionero dejó en suspenso su participación por suponer que la convocatoria será apenas un acto de campaña de Sergio Massa. Y recordaron que el tigrense fue el primero en desairar al jefe de la CGT opositora cuando lo invitó a participar de una cumbre en Mar del Plata, en enero, organizada junto con Barrionuevo para escuchar a los presidenciables del peronismo. 

Moyano y Micheli compartieron el sábado un acto en Córdoba. Allí conversaron sobre la posibilidad de asistir al llamado de la Comisión de Análisis y Seguimiento de las Normas Tributarias y Previsionales que encabeza el industrialJosé de Mendiguren, legislador del Frente Renovador. El camionero había sido invitado por De Mendiguren, en tanto que el estatal de la CTA disidente dijo haber recibido el llamado del propio Massa

En medio de la charla terció el canillita Omar Plaini, también diputado nacional: les dijo que la UCR no había sido convocada y que se trataba de un mero acto promocional del Frente Renovador. En la reunión se encontraba Facundo Moyano, hijo del camionero y diputado nacional, que no oculta su amistad con el tigrense y que está obligado a hacer equilibrio con su padre. En diálogo con este diario, confirmó que asistirá mañana al congreso a título personal, pero dijo dudar de la presencia de su padre. Facundo Moyano comentó que intentará, más allá del resultado del martes, impulsar por su cuenta una convocatoria de los legisladores de extracción sindical para debatir la problemática de Ganancias.

En la CGT de Caló el escenario también era brumoso. Aunque habrá diputados de esa central, como Héctor Daer(Sanidad) y Alberto Roberti (petroleros), que integran el bloque del Frente Renovador, ningún dirigente podía garantizar la participación del líder metalúrgico, que mantiene su alineamiento con el Gobierno nacional a pesar de las quejas por Ganancias. 

El mayor enojo con Massa estaba en las dos versiones de la CTA. Para el oficialista Hugo Yasky, el acto es un intento del jefe del FR "para apropiarse del reclamo usando a los trabajadores como baraja en su campaña". "No sólo no fuimos invitados, sino que se trata de una maniobra especulativa que sólo va a perjudicar a los trabajadores", cuestionó el docente. Y agregó que De Mendiguren pretende "colar en el debate el ajuste por inflación de los balances empresarios".

Micheli, por su parte, afirmó que "hay un 90% de posibilidades" de que no forme parte de la convocatoria, aunque la resolución dependerá de una reunión que hoy hará la CTA opositora. "Si quisieran resolver el tema de Ganancias deberían ir al menos todos los bloques de la oposición y ni siquiera los llamaron", se quejó en diálogo con este diario. 

Hasta anoche, el único que confirmó su presencia fue Barrionuevo: "Vamos a estar, y además va a ir Moyano", apostó el gastronómico.

Comentá la nota