Los tamberos no se movilizarán

El cierre del paro agropecuario de este martes no tendrá en Rosario presencia de los productores de la región, debido a la prontitud de la organización de una movilización que demanda también la consecución de leche para su reparto gratuito.
La fórmula de la negación de crisis por parte del Gobierno nacional es algo que funciona para todos los sectores, salvo en casos extremos.

Esta introducción crítica en la mitad del año que vive el país demuestra incluso con el paro agropecuario que culmina el martes, entre otras expresiones o situaciones sociales que se están dando que hay un desbalance en el ritmo político-económico.

Es el segmento medio de la sociedad el que se ve más afectado y el que comienza a reclamar, más allá del resultado electoral de octubre, que no se puede seguir utilizando como escudo ante cualquier decisión oficial.

Las reformas tributarias exageradas en las diferentes provincias propiciaron la decisión de un parate nacional en la comercialización de granos y animales en pie, decretado por la Comisión de Enlace Agropecuario.

La baja en la rentabilidad es el problema, tal como lo afirmaba la semana anterior Rubén Ferrero, presidente de CRA a este Diario. El eje es que “la gente se tiene que enterar qué es lo que está pasando con los costos productivos y la diferencia que hay entre el productor y lo que cobra el consumidor”, con lo cual el campo se extiende más allá de su interés a la consecuencia económica de todo el país, por el escape de precios según el ritmo exagerado de la inflación.

“Que el Gobierno se dé cuenta de lo que pasa y nos convoque a tratar todos estos problemas que no son nuevos. Nosotros le llevamos al ministro Yauhar en enero una carpeta con 17 puntos y propuestas para solucionar cada uno de los casos, le solicitamos una mesa política para debatirlos”, decía Ferrero, sin embargo es el funcionario quien se niega a cumplir con su deber de atender al sector, o al menos de escuchar el planteo que lleva a una huelga comercial.

Por su parte, Norberto Yauhar, prometió mantener con las entidades ruralistas "un diálogo maduro con determinadas condiciones" y consideró que con el sector "queremos discutir con seriedad y no a través de una careta, donde aparecen algunas hipocresías". "Este es el enfoque que le ha dado este Ministerio (a la relación con los distintos sectores productivos), más allá de que a algunos le guste o no le guste: no estoy dispuesto ni siquiera a debatirlo", indicó el jueves el Ministro al aludir a la reunión y el temario solicitado hace una semana por la Comisión de Enlace.

La contradicción se da claramente porque él habla de "construir un modelo agropecuario en serio y discutir realmente con las organizaciones los temas", pero no convoca a los representantes de las mismas, más allá de las reuniones protocolares de enero, o de las inconclusos encuentros por la emergencia por sequía que el Gobierno terminó anulando.

Entendiendo que su agenda está muy cubierta y concreta, Yauhar se aleja de cumplir con la demanda sectorial.

En tanto, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, pidió a los productores que acompañen el cierre del paro agropecuario con manifestaciones a la vera de las rutas y admitió que al sector le espera "una larga lucha" para que se atiendan sus reclamos.

Los titulares de las entidades siguen recorriendo el país, antes de una nueva reunión en Buenos Aires sobre el cierre del paro, sin embargo su consideración ante la desatención de Yauhar, fue que da por entendido que como sector, "nos espera una larga lucha y estamos dispuestos a llevarla adelante". "Este paro comenzó con el impuestazo del gobierno de Scioli, que no tuvo el coraje de defender a su provincia y de organizar sus finanzas, pero sus razones son mucho más profundas porque hoy no podemos vender trigo, el stock bovino cayó en 12 millones de cabezas de ganado y los mercados se encuentran intervenidos", expresó.

LOS TAMBEROS

Por su parte; y siguiendo adelante con el plan de lucha y reclamo que se inició en marzo, las 13 entidades que integran la Mesa Nacional de Productores de Leche manifestaron el pasado miércoles, en su reunión mensual, a través de un comunicado su “decidido apoyo al Paro Nacional Agropecuario en los términos anunciados por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias”.

“No escapa al conocimiento público la difícil situación que vienen atravesando los productores tamberos desde junio de 2011 debido fundamentalmente y entre otras cuestiones: al estancamiento en el precio recibido por la leche que entregan diariamente a las usinas lácteas, a la falta de rentabilidad en su producción, a la ausencia de políticas claras que posibiliten las inversiones necesarias, a la sobreoferta de leche que nos informa el Centro de la Industria Lechera viene comprobando y no podrá manejar sin algún perjuicio en el precio al productor, y a los mercados en franco deterioro que encuentran a los tamberos descapitalizados y endeudados”.

Es también este segmento el que no fue recibido por el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca “para atender nuestras propuestas que desde mayo del año pasado venimos anticipando para resolver, no sólo los problemas coyunturales que anticipamos oportunamente, sino también los inconvenientes estructurales que afectan la actividad del sector lechero en su conjunto, tenemos el cuadro completo de la difícil y más que preocupante situación que padece el sector de la producción primaria de leche cruda”.

Si bien se había organizado una protesta tripartita en Buenos Aires, Córdoba y Rosario, siendo en esta última ciudad donde participarían los productores de nuestra región, en las últimas horas se definió dejar en pausa la movilización que iban a cumplir los tamberos con el reparto gratuito de leche. No se deja de lado el mensaje de la MNPL en su comunicado donde se subraya, “alertamos a todos los productores tamberos que tengan muy en cuenta la presente situación antes de decidir sobre la dirección que darán a sus esfuerzos e inversiones que el tambo tanto requiere”.

Según el Director del Distrito XII de Federación Agraria Argentina, Daniel Oggero, “la protesta está teniendo un alto acatamiento, que se ve reflejado mucho más en Liniers que en los granos, quizá, mientras la Comisión de Enlace sigue trabajando en conjunto, superando las diferencias que pueda haber entre entidades, pero con el objetivo común de seguir pidiendo una reunión con el ministro Yauhar, aunque diga que en la protesta no nos va a atender, pero tampoco tiene lugar cuando no estamos protestando”.

También tambero y representante de FAA en la MNPL, aseguró que “la protesta del sector lechero se va a postergar para más adelante, fuera del paro, porque lo que se tenía planeado con entrega de leche en Buenos Aires, Rosario y Córdoba, se organizó muy encima del martes que era el día final de la protesta, pero ya estamos muy sobre la fecha”. Hay que tener en cuenta, que si bien las conversaciones con la Sociedad Rural de Rafaela habían avanzado para la organización, además de aglutinar productores para ir el martes hasta Rosario, también se debía conseguir leche para aportar al reclamo y su posterior reparto, con lo cual, la logística se hacía más compleja y es por eso que se definió una espera de algunas semanas para esta protesta que continuaría con los bloqueos de plantas que se hicieron recientemente, tanto en nuestra zona como en la provincia de Córdoba.

La situación de la lechería tiene para Oggero, “un panorama negro”, ya que si bien en la liquidación de la materia prima de mayo, que está llegando en estos días a los tambos, los precios se mantienen entre 1,52 y 1,55 pesos, como el mes anterior, al aumentar la inflación, al seguir subiendo el dólar, el escape de costos se hace cada vez más notorio, mientras que el precio sigue siendo el mismo al de hace un año.

A la mayor producción que ya se empieza a prever, se espera que el acuerdo salarial de Atilra termine impactando, una vez más en las liquidaciones al tambero, de forma negativa y es por eso que con un mercado internacional con menos precio, se haga más complejo el panorama. Es por todo esto que el Secretario de Comercio Interior había comprometido para este mes una reunión, por supuesto que con los tamberos afines al Gobierno, para tratar un supuesto nuevo aumento de la leche, más allá que el siete por ciento que había autorizado en marzo, nunca se pudo cumplir por completo ni en todas las industrias nacionales.

Comentá la nota