La CTA también apostó al diálogo y afirmó que “no quiere llegar al paro”

La CTA también apostó al diálogo y afirmó que “no quiere llegar al paro”

El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, coincido con los titulares de la CGT en evitar una medida de fuerza. Sin embargo, dijo que la relación entre los gremios y el Gobierno “hoy no es la correcta”.

El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, advirtió hoy que el “diálogo” del gobierno de Mauricio Macri con los gremios “no es correcto”, y expresó su deseo de ‘”no” llegar a un paro general sino que “se resuelva en el marco del diálogo”.

PUBLICIDADinRead invented by Teads

“Este dialogo de convocar a la CGT por un lado, a la CTA por el otro, y a los empresarios por el otro, siempre dije que no es el diálogo que me parece correcto. No pueden ser estos diálogos cerrados. Tienen que ser institucional, vinculante”, enfatizó Micheli.

En tanto, deseó “no” llegar a un paro, sino que los reclamos sindicales se “resuelvan en el marco del diálogo” y que el gobierno brinde “respuestas” a lo que están “planteando”.

“Espero que (Mauricio) Macri no haga lo mismo que (la ex presidenta) Cristina (Fernández), convocando nada más a lo que son más afines. La CGT no me representa ni a mí, ni a mis agremiados”, apuntó en declaraciones a FM Milenium

En ese marco, destacó que en Argentina “hay tres centrales y el gobierno tiene que respetar eso. No puede querer sentarse solamente con quien creen que tienen más posibilidades de acuerdo”.    “Durante doce años” los gremios de la CTA fueron “desconocidos por el gobierno kirchnerista. Si este gobierno sigue ese mismo tren, sufrirá el costo político de discriminar organizaciones que pensamos distinto”, manifestó.

Consultado por una posible unión con el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, respondió: “Yasky no es autónomo del gobierno kirchnerista, sigue ligado a Cristina y eso aleja el diálogo. Hay que poder tener unidad de acción, pese a no tener afinidad ideológica”.

“Son tiempos de acortar diferencias, en todo sentido, en toda la grieta que se generó en Argentina en los últimos años. Con Yasky veníamos conversando pero no para que haya una sola CTA”, agregó.   

Por último, calificó como “una macana” el pedido de la CGT de un bono de fin de año, al considerar que “es un retroceso, es aceptar que estamos perdiendo diez puntos del salario y lo vamos a remplazar con un bono no remunerativo fuera del sueldo”.

Comentá la nota