Tareferos esperan novedades para levantar el acampe frente a la Anses

“Caso contrario vamos a tomar otras medidas. Hasta ahora no cortamos la calle ni impedimos el ingreso a la Anses para no perjudicar a los demás trabajadores pero queremos respuestas”, advirtió uno de los manifestantes.

Alrededor de cien trabajadores de la yerba de la capital del Monte y Montecarlo, esperan hoy recibir novedades positivas para poder terminar con la protesta que llevan adelante para cobrar las asignaciones familiares que les fueron suspendidas en 2008 por un supuesto fraude. En el caso de muchos de ellos, tienen más de doce meses por cobrar.

En diálogo con Radio Libertad, Ramón Piñero Da Silva, trabajador de Oberá, dijo que esperan una comunicación oficial por parte del delegado de Anses de Posadas y el abogado de la entidad, en la cual van a ser notificados la forma de pago o el tiempo, ya que ellos tienen conocimiento de que no habrá más apelación.

“Caso contrario vamos a tomar otras medidas. Hasta ahora no cortamos la calle ni impedimos el ingreso a la Anses para no perjudicar a los demás trabajadores pero queremos respuestas”, agregó.

Respecto al conflicto dijo que “en el año 2008 a muchos de nosotros nos descontaron las asignaciones que nos venían pagando y solo nos daban el recibo. Supuestamente porque hubo fraude con los empresarios o directamente que se trataba de empresas fantasmas para las que trabajábamos”, indicó.

Ayer los trabajadores entregaron las planillas confeccionadas por la asesora legal del Sindicato de Tareferos y esperan que el organismo coteje los datos y destrabe el pago.

Desde la UDAI local reiteraron que no se apelará a una nueva instancia. Ayer se sumaron más tareferos a la huelga de hambre y anticiparon que de no haber respuestas hoy podrían sumarse otras medidas, como cortes de calle y cierres de los accesos al organismo.

Piñero indicó que son alrededor de 700 trabajadores los que fueron afectados pero alrededor de 100 los que judicializaron la protesta, que en dos instancias, primero en Eldorado y luego en Posadas, hubo fallos a favor de los tareferos para que ese dinero sea devuelto.

“De Oberá somos más de 30 los que iniciamos demando y en Montecarlo alrededor de 100. Esperamos hoy tener una solución o lamentablemente vamos a tener que tomar otras medidas. Hay compañeros que están con huelga de hambre y yo la tuve que dejar porque me descompuse, pero vamos a seguir hasta las últimas consecuencias”, añadió.

Comentá la nota