Tasas: el oficialismo dice que no aceptará más retrasos

Río Cuarto para Todos no consiguió hacer una sesión clave el viernes. Pero desde el bloque señalan que no permitirán una nueva suspensión y que usarán los resortes legislativos para evitar demoras
Después de que no pudiera concretar la sesión del viernes, en el oficialismo están decididos a no dejar que haya más retrasos en el tratamiento de los proyectos que envió el Ejecutivo para aplicar dos sobretasas -el FOP y el Fodis- sobre las facturas de TV por cable, telefonía fija y celular e Internet.

El bloque de Río Cuarto para Todos esperaba que el viernes se realizara la sesión que le iba a dejar el camino preparado al aumento de impuestos. Allí no iban a tratarse los dos proyectos del gobierno pero sí se iba a cumplir un paso fundamental: que después del ingreso legislativo -que ocurrió el martes pasado- se hiciera una sesión antes de que las iniciativas puedan aprobarse en primera lectura. Sin embargo, la oposición se negó a que se reuniera el cuerpo con el argumento de que falta información clave sobre el manejo económico de la gestión de Juan Jure.

Según el acuerdo al que arribaron los bloques, mañana se produciría la sesión que debió hacerse el viernes. El oficialismo pretende que esta misma semana -el miércoles o el jueves- haya otra sesión para que los proyectos se aprueben en primera lectura. Como se trata de la extensión de dos sobretasas, lo que implica introducir cambios en el presupuesto 2012, para la aprobación definitiva debe haber una segunda lectura 15 días después de la primera.

En el caso de que el cronograma vuelva a sufrir alteraciones, en la bancada de Río Cuarto para Todos están analizando las alternativas que existirían para realizar la sesión de todas maneras. Sin embargo, esperan que la oposición cumpla con su compromiso.

El viernes pasado, cuando la sesión naufragaba, el oficialismo amagó incluso con usar una cláusula del reglamento interno que permite convocar al cuerpo con reunir las firmas de siete concejales. Así, en el reglamento se busca evitar que una negativa persistente en la comisión de Labor -allí debe salir por mayoría la decisión de convocar a una sesión- genere largos períodos sin que se traten expedientes. Sin embargo, esa decisión fue aplazada. “En la última década, por lo menos, nunca se usó. Es un recurso extremo pero, llegado el momento, no lo descartamos”, indicaron en el oficialismo.

El gobierno pretende tener aprobadas las ordenanzas a más tardar en los últimos días de mayo para preparar el sistema e incluir las sobretasas durante junio y comenzar a aplicarlas en julio.

Los proyectos apuntan a tres aspectos centrales: por un lado, el Concejo autorizará al Ejecutivo a salir a buscar financiamiento externo para poner en marcha el plan de viviendas y el programa de obras públicas que Jure prometió en la campaña. Además, le elevará a la Secretaría de Economía el cupo para emitir letras de Tesorería, es decir, deuda de corto plazo. El cupo, que actualmente está en 20 millones de pesos, se incrementará en un 50 por ciento. Sin embargo, los artículos más polémicos son los que extienden dos sobretasas -el Fondo de Obras Públicas y el Fondo para el Desarrollo Institucional y Social- a las facturas del cable, la telefonía fija y celular y el servicio de Internet. En un primer momento, el gobierno aplicará un 2,5 por ciento en total sobre las facturas -1,25 por ciento de cada tasa- pero estará autorizado a llevar ese porcentaje hasta el 20 por ciento -10 del FOP y otro tanto del Fodis, la alícuota que originalmente se aplica a los cedulones municipales-.

En el justicialismo señalan que antes de autorizar el incremento de la deuda flotante necesitan conocer cuál es el monto actual de los servicios de la deuda. En el caso de que superen el 10 por ciento, entonces, el gobierno estará sobrepasado, según establece la Carta Orgánica, y no podrá aprobar los proyectos en soledad sino que necesitará los dos tercios. En Economía señalan que la información estára lista.

Comentá la nota