Taxis a circular

El ministerio de Trabajo provincial decidió ayer extender la conciliación obligatoria por 20 días hábiles en el marco de la discusión entre la Municipalidad y los titulares y choferes de taxis, quienes reclaman que la tarifa nocturna, el plus que se cobra durante los fines de semana y feriados, se aplique todos los días.
De esta manera, el sindicato de Peones desactivó la medida de fuerza anunciada desde anoche y hasta mañana de 22 a 6. "Vamos a intentar durante este mes reactivar la mesa de trabajo para discutir sobre la tarifa nocturna", planteó el titular del gremio, Horacio Boix. No obstante, advirtió que si no se atiende el reclamo, y vencido el plazo de la conciliación, continuarán con el plan de lucha. Por su parte, el secretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo, planteó que la cartera laboral provincial "no es el ámbito para dirimir diferencias entre empleado y empleador", aunque consideró que la prórroga permitirá darle "un marco de tranquilidad" al reclamo de los taxistas.

El director provincial de Relaciones Laborales, Mario Gaggioli, dijo que la extensión de la conciliación obligatoria firmada ayer en la sede local de Trabajo abarca hasta el 3 de octubre inclusive, y que se fijó una nueva audiencia entre las partes para el 26 de setiembre. En este marco, el funcionario subrayó que las partes "están obligadas a respetar la conciliación y a no adoptar ningún tipo de medidas de fuerza directa ni indirecta".

Respecto a la audiencia realizada en la delegación local de la cartera laboral provincial, de la que participaron Seghezzo, representantes de la Asociación de Taxistas Independientes, y del sindicato de Peones de taxis, Gaggiolli dijo que las partes manifestaron su voluntad de seguir negociando, por eso el Ministerio accedió a prorrogar la conciliación obligatoria.

Según el funcionario, quien la semana pasada había manifestado su "sorpresa y preocupación" ante la amenaza del gremio de realizar un paro nocturno durante tres días violando la conciliación obligatoria, la legislación sobre la jornada laboral nocturna postula que hay una disminución de la jornada de ocho minutos por hora. Esto les permitiría bregar por una jornada laboral de siete horas, antes que encolumnarse con el empleador pidiendo por tarifa.

Seghezzo planteó argumentos similares al señalar que el Ministerio de Trabajo provincial no es el ámbito indicado para dirimir diferencias entre empleado y empleador, que en este caso estaban planteando que se prevea una tarifa nocturna en el servicio de taxis de lunes a lunes, cuando los canales administrativos son el Ente de la Movilidad y el Concejo Municipal a través de la Comisión de Servicios Públicos concedidos. "El Ministerio de Trabajo no podía dirimir sobre un cambio de tarifa", abundó el funcionario.

Para Seghezzo, la decisión del Ministerio de extender por 20 días hábiles la conciliación obligatoria permite darle un marco de tranquilidad a los reclamos de los taxistas quienes, consideró, "tuvieron actitudes que no eran necesarias tomar porque se venía trabajando muy bien con el sector justamente para mejorar las condiciones laborales, pero al mismo tiempo para hacer efectivo cumplimiento de la ordenanza".

Boix, en tanto, dijo que durante la audiencia no encontró "una buena disposición" por parte del secretario de Servicios Públicos para avanzar con el reclamo para aplicar la tarifa nocturna todos los días. De todos modos el dirigente gremial adelantó que tratarán de canalizarlo a través de la Mesa de Diálogo reactivada por los concejales en la última sesión en que se aprobó un incremento del 47 por ciento en la tarifa. "Si no tenemos eco en este mes, cuando se venzan los plazos de la conciliación, seguiremos con el plan de lucha", advirtió.

Comentá la nota