Taxistas aceptan propuesta de aumento salarial del 65 por ciento

En el momento preciso en que el Concejo analiza un estudio de costos para retocar la tarifa de taxis, los choferes aceptaron una propuesta de suba salarial escalonada del 65 por ciento...
En el momento preciso en que el Concejo analiza un estudio de costos para retocar la tarifa de taxis, los choferes aceptaron una propuesta de suba salarial escalonada del 65 por ciento, que se aplicará en tres partes de aquí a marzo. El acuerdo adelantó un debate clave: cuánto impactará esa mejora en el valor de los viajes. Para el gremio, la relación es directa, al punto que Horacio Boix, del Sindicato de Peones de Taxis (SPT), señaló que recién cobrarán el incremento cuando aumente el costo del servicio. Los ediles, en tanto, admitieron el atraso de los sueldos pero aclararon que el acuerdo no condiciona el ajuste de la tarifa.

El gremio aceptó el esquema de aumento ayer al mediodía, durante una asamblea a la que asistió un centenar de choferes. La propuesta había sido planteada en una reunión paritaria con la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti) y el Ministerio de Trabajo de la Nación. El planteo conformó de entrada a los choferes, que aspiraban a un salario inicial de 4.400 pesos, y ayer consiguió consenso.

El acuerdo consiste en un primer incremento del 30 por ciento en el recibo de sueldo. A eso se suma un 17,5 por ciento a percibir en noviembre y otro 17,5 previsto para marzo de 2013.

"Apenas salga el aumento de tarifa en el Concejo, se empieza a cobrar y en la misma ordenanza tienen que estar estipulados los otros porcentajes", dijo LaCapital el líder de los peones, que mañana firmará el convenio en Trabajo.

El lunes, a su vez, los choferes llevarán una copia del acuerdo al Concejo. "Les daremos una semana prudencial para que lo estudien. En tanto, el gremio se mantiene en estado de alerta y movilización", metió presión Boix, sin descartar la posibilidad de un paro.

El convenio colectivo del sector establece que el salario equivale a 8.400 fichas o al 30 por ciento de la recaudación.

El valor actual de la ficha es de 0,32 centavos. De prosperar el planteo de los choferes, el costo del taxi tendría que aumentar tres veces hasta llegar al 65 por ciento acordado.

Pero en el Concejo afirman que el acuerdo no condiciona la la tarifa y que, en un última instancia, "la definición es política". De lo contrario, avisan, un acuerdo paritario estaría por encima del cuerpo.

"Primero, el Ejecutivo tiene que ordenar un estudio de costos para ver si hay un desfasaje entre la tarifa y los costos. Ese porcentaje es un dato referencial para la discusión política, pero no es vinculante. Si el estudio diera un desfasaje del ciento por ciento, no podríamos aprobarlo porque la gente no subirá a un taxi y el mercado se va a retraer. No debemos ajustar las fichas a un aumento paritario", dijo María Eugenia Schmuck (UCR), vicepresidenta de la comisión de Servicios Públicos.

"El convenio también fija como criterio el cobro del 30 por ciento de la recaudación. Ese porcentaje no tiene por qué variar, aunque la tarifa siga siendo la misma", dijo, a su vez, el justicialista Osvaldo Miatello.

Al respecto, el edil agregó: "Para definir la tarifa nos basaremos en el resultado del estudio de costos. Obviamente, el tema salarial se toma en cuenta, pero también los kilómetros recorridos, los viajes por hora, los seguros y los lubricantes".

Antes de debatir la tarifa el Concejo debe acordar una metodología para realizar de ahora en más el estudio de costos, algo que ya discute la comisión y que ayer revisó el Ente de la Movilidad (ver aparte).

Con el aumento acordado, el sueldo de los choferes pasará de 2.880 pesos a 3.600 por ocho horas de trabajo.

"Tenemos un salario muy bajo. Están faltando alrededor de 600 trabajadores y debe existir un ingreso digno. Vamos a presionar para que el aumento salga a la brevedad", añadió Boix, con el acuerdo en la mano y la mirada puesta en el Palacio Vasallo, donde se definirán los pasos a seguir.

Comentá la nota