Los taxistas acusan un impacto indirecto del aumento de la nafta

Los taxistas acusan un impacto indirecto del aumento de la nafta
El vicepresidente de la Sociedad Taximetristas Unidos, Juan Carlos Gómez, le dijo a Diario UNO que el incremento lo sufrirán en los repuestos, que llegan a los vehículos a combustible líquido.

Desde el lunes pasado, en la ciudad las petroleras YPF y Shell tuvieron incrementos de entre el 6 y el 8 por ciento en sus surtidores y desde la Cámara de Expendedores de Combustible y Afines de Santa Fe no descartaron que el resto de las petroleras también acompañen esos movimientos.

El aumento de los combustibles tiene una repercusión inmediata en el resto de las ramas de la economía por el encarecimiento de los fletes. Pero también se sentirá en algunos subsistemas del transporte público de pasajeros de la ciudad de Santa Fe, como los taxis.

El vicepresidente de la Sociedad Taximetristas Unidos de Santa Fe, Juan Carlos Gómez, le dijo a Diario UNO: “Directa o indirectamente el aumento de los combustibles nos afecta a todos. En nuestra actividad, todo lo que son repuestos viajan en vehículos que están alimentados con combustibles líquidos. Todo eso se traslada a nuestros bolsillos”.

Luego, el dirigente de los taxistas aclaró: “Más allá de que nosotros tenemos prácticamente el 98 por ciento de la flota a gas, la mayoría también necesita cargar nafta porque los autos nuevos tienen que arrancar a nafta. Si bien no es un gran gasto el que se nos genera, directa o indirectamente esto nos está afectando”.

Inminente aumento de taxis

El valor de la tarifa de los taxis está regido por ordenanza en base al precio del litro de nafta súper. “Sin embargo, nunca se aplica el valor real porque nosotros no podemos trasladar la tarifa real al usuario. Nosotros tenemos que compensar esa parte. Siempre vamos abajo de lo que debería ser”, expuso Gómez.

El último aumento en la tarifa de los taxis fue el 9 de febrero de este año. En esa oportunidad se fijaron los valores actuales de 6,50 pesos para la bajada de bandera y 55 centavos de pesos la ficha cada 130 metros, en horario diurno. Mientras que por la noche (de 22 a 6), los costos son de 7,30 pesos y 60 centavos de pesos respectivamente.

Por lo general ese subsistema tiene un retoque en el precio del servicio dos veces al año. Por ese motivo los santafesinos tienen que empezar a hacerse la idea de que a la brevedad los viajes en taxi serán más caros.

Comentá la nota