Taxistas van por un aumento de tarifa pese a la luz roja del municipio

Taxistas van por un aumento de tarifa pese a la luz roja del municipio
Titulares de licencias plantearán el lunes ante el Concejo la necesidad de aumentar, entre 18 y 22 por ciento, la tarifa de la prestación como consecuencia del impacto de la inflación en los insumos.
Titulares de licencias de taxis plantearán el lunes próximo ante el Concejo la necesidad de aumentar, entre 18 y 22 por ciento, la tarifa de la prestación como consecuencia del impacto de la inflación en los insumos. Y los peones sumaron un reclamo de mejora salarial cercano al 25 por ciento. Pero el secretario de Servicios Públicos municipal, Pablo Seghezzo, les encendió una luz roja a esas pretensiones al afirmar que "no se evalúa retocar, bajo ningún aspecto", los valores de los viajes. No obstante, el líder del gremio que agrupa a los conductores, Horacio Boix, aventuró los pasos a seguir en caso de no lograr una respuesta satisfactoria: "Creo que habrá conflicto".

Mario Cesca, de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti), anunció que el lunes solicitará ante la comisión de Servicios Públicos del cuerpo "un retoque tarifario que debería rondar el 18 por ciento, según un estudio de costos realizado por la Universidad Nacional de Rosario (UNR)".

José Tornambé, de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar), confirmó a La Capital que también concurrirá ese día al Palacio Vasallo. Y deslizó: "Frente a la suba de los insumos, y basándonos en el último estudio del Ente del Transporte de Rosario (ETR), correspondería un incremento de entre 18 y 22 por ciento".

"Decimos que el aumento se tiene que dar, pero primero hay que consensuarlo con las autoridades", agregó Tornambé, quien ya pidió una reunión con el titular de Servicios Públicos.

Cesca y Tornambé también coincidieron en advertir que, para poder afrontar la mejora salarial que piden los peones, es necesario reajustar las tarifas de los viajes.

Al respecto, Boix recordó: "Venimos pidiéndoles a los titulares una suba cercana al 25 por ciento, teniendo en cuenta la ordenanza aprobada el año pasado que determinaba que si en marzo o abril de 2013 la inflación superaba el 15 por ciento, automáticamente se aprobaba la nueva tarifa".

Luego alertó que el año electoral viene frenando las pretensiones del sector. "Pedimos un 10 por ciento antes de los comicios y un 11 ó 14 por ciento para noviembre. Pretendíamos que no se diera todo el aumento a fin de año para no afectar al bolsillo del usuario", dijo el gremialista.

A su turno, Seghezzo aclaró que "no se evalúa retocar la tarifa, bajo ningún aspecto", más allá de reconocer el impacto de la inflación en los costos de la prestación.

El funcionario, asimismo, no descartó que el trabajo en las calles pueda descender "si es que los valores de los viajes crecen mucho", situación que los propios taxistas admitieron tras el último aumento.

Actualmente, viajar en taxi de día cuesta 7,30 pesos con la bajada de bandera y 0,36 la ficha (cada 100 metros o minuto de espera), al que se adiciona 1,69 en caso de radiollamada.

Entre las 22 y las 6, de lunes a sábados y los domingos, la bajada de bandera cuesta 8,20 pesos y 0,42 la ficha, manteniéndose el valor por radiollamada.

"La cantidad de viajes también puede disminuir por la incorporación de las nuevas licencias. Lo más grave es el aumento de precios de los insumos y los vehículos", retrucó Tornambé.

Desafiante, Boix concluyó: "Si los concejales no hacen caso a nuestros reclamos y no respetan lo que firmaron, creo que habrá conflicto".

Movilización

La Asociación de Conductores de Taxis realizará hoy, desde las 9, una movilización para rechazar los alcances de la ordenanza que reglamenta el uso del sistema de GPS (monitoreo satelital) en las unidades. Básicamente, piden que “los costos estén a cargo del municipio”, según indicó Francisco Báez, referente del sector. “Es una ordenanza, y debe cumplirse”, replicó ayer el secretario de Servicios Públicos municipal, Pablo Seghezzo.

Comentá la nota