Taxistas manifestaron que no tienen comunicación con la Policía, repudiaron los cambios en comisarías y pidieron “seguridad urgente”

La Comisión Directiva del Sindicato Único de Peones de Taxis volvió a reclamar, junto con sus afiliados y delegados gremiales, que el accionar de la policía no ha mejorado con respecto al servicio de taxis y a la inseguridad. Tras su última reunión, manifestaron que están “peor que antes” y que “no hay seguridad”.
Además, afirmaron que “se nota un retroceso porque la Policía no realiza los controles dinámicos que se habían acordado, ni observa el cumplimiento efectivo de los puestos que conforman los corredores seguros, en los que se aprecian serias irregularidades”.

En este marco, también reflejaron que desde la remoción del Jefe Departamental, Lorenzo Velázquez, hasta la fecha, “nada ha cambiado con la llegada de Ramón Negretti. La tarea de prevención que realizan los uniformados para protección de los taxistas ha sido deficiente y ha ido empeorando paulatinamente”.

El comunicado que emitieron desde Sindicato Único de Peones de Taxi también señala que “a comunicación de los taxistas con la fuerza de seguridad atraviesa su peor momento, ya que la remoción y traslado de la mayoría de los comisarios y sub comisarios de la ciudad y su reemplazo por relevos provenientes del conurbano bonaerense, ha desconfigurado el sistema de intercomunicación que durante años habíamos establecido policías y taxistas”.

Y continúa resaltando que “ante esta situación es imposible corregir y/o sortear los problemas y contratiempos que surgen a diario y que requieren la intervención inmediata de los responsables de las jefaturas distritales, comisarías u operativos. Además, no encontramos la misma predisposición al trabajo en conjunto en los nuevos responsables policiales, que la que guardaban los recordados comisarios Perique, Astor, Salvá, Gasparini, Hernández, hermanos Feije, Bibbo y Suith, entre otros efectivos de destacada actuación en la ciudad”.

“Los efectivos que se fueron conocían las problemáticas de los vecinos y actuaban en consecuencia, a pesar de no contar con los recursos necesarios, dando todo de sí y poniéndose siempre a disposición de cada marplatense. No compartimos los cambios que se han hecho. Debemos advertir que, de mantenerse esta situación, será muy difícil evitar que suceda una desgracia, ya que nos encontramos completa y absolutamente desprotegidos”, añade el escrito.

Entre otras cuestiones, desde el gremio de los taxistas también expresaron que “no se ha cumplido nada de lo que nos han prometido. Los jefes policiales ignoran las problemáticas propias de la ciudad y sus detalles, lo que hace que fracasen sus directivas más simples. Estamos atrapados en un problema que se torna cada vez más grave y que pone en juego la vida de cada taxista cada día”.

Por último, reclamaron la presencia de una mayor cantidad de policías, que además conozcan los barrios de la ciudad; que sepan quiénes son y dónde actúan los delincuentes; que conozcan cuáles son las medidas que necesitan los taxistas en particular y los vecinos en general; que tengan conocimientos de la dinámica de la delincuencia de la ciudad. “Queremos policías que sean nuestros vecinos y compañeros y no efectivos que por algún capricho o interna vengan a Mar del Plata de paseo. Nuestros policías deben estar comprometidos al cien por ciento con la ciudad”, manifestaron.

Comentá la nota