Taxistas piden control y menos semáforos

"La verdad que está bastante excedido. Habría que ver en qué parte de la ciudad lo hizo, pero en cualquier lado está excedido", dijo Carlos Basso, presidente de la Cámara de Taxis y Radio Taxis de la ciudad.
El empresario reflexionó de esa manera cuando se lo consultó por la denuncia realizada ayer por un usuario a través de las páginas de este diario, donde presentó el ticket que acreditaba que un taxista que lo llevó por la ciudad llegó a desarrollar 84 kilómetros por hora.

El taxi en cuestión fue abordado en la Terminal de Omnibus el 12 de enero a las 6.28. "Es justo cuando más trabajo tienen ellos (en alusión a Radio Taxi La Terminal), porque llegan los micros de Buenos Aires y se arman las colas. Van rápido para volver a agarrar un viaje. No es justificativo pero se ha dado esa situación", afirmó.

-¿Es común que los taxis no respeten las velocidades máximas?

-Algunos van a las velocidades permitidas y otros van excedidos. Creo que esta situación, con este taxi, sacó a la luz un tema que viene sufriendo la ciudad desde hace rato, que es el del control en el tránsito. No hay quien la pueda acomodar. Fijate que la gestión anterior sembró la ciudad de semáforos y tampoco dio resultado.

Basso señaló que siempre mantienen diálogos con las autoridades de Tránsito y la comuna y recordó que, en una oportunidad, cuando se realizaban controles de velocidad con radares, el municipio llegó a detectar la circulación de automóviles a 120 kilómetros por hora en la avenida Spinetto.

En cuanto a los ticket que extienden los taxis, dijo que todos los autos están dotados de ese sistema y los entregan a pedido de los pasajeros. En el papel se imprime la velocidad máxima que desarrolló el auto durante el viaje, como ocurrió en el caso denunciado en la víspera en las páginas de este diario.

Otro de los aspectos que para Basso pueden influir en los excesos de velocidad es la rutina de los choferes, quienes realizan turnos de entre 8 y 12 horas e incurren en excesos de confianza al volante. Al mismo tiempo, descartó que el hecho de que los choferes perciban sus ingresos como una comisión de la recaudación del taxi influya para que viajen a mayor velocidad. Esa situación, dijo, quedó superada con la incorporación de los sistemas de GPS para la gestión de los viajes desde las paradas.

"Con el sistema actual el chofer no sabe si hay demanda de viajes, porque no escucha nada. Antes, el taxista escuchaba a la base en la radio y sabía si había más viajes o no. Ahora maneja y en la computadora le avisan que tiene un viaje. Eso tranquilizó mucho a quienes manejan los taxis y, además, evitó que los pasajeros fueran escuchando el ruido de la radio VHS", explicó.

Aumento del 19 por ciento

La tarifa que aplican los taxis santarroseños fue aumentada desde ayer a 5,65 pesos la bajada de bandera y a 0,33 pesos la ficha, que son 90 metros recorridos. Anteriormente el costo para movilizarse en un auto de alquiler era de 4,74 pesos y 0,30 respectivamente, lo que significa un incremento del 19 por ciento.

Según informó la Subdirección de Control e Inspección de Servicios Públicos de la Municipalidad de Santa Rosa la suba fue el resultado de la aplicación de la fórmula polinómica acordada oportunamente con la cámara que agrupa a los trabajadores del sector. Se trata de un mecanismo de ajuste semestral que permitió concluir una etapa donde los ajustes tarifarios estaban sujetos discrecionalmente a la voluntad del Ejecutivo, para pasar a un régimen de actualización más racional y acorde a los costos de prestación del servicio. Esta fórmula está compuesta por los costos laborales, impositivos y de operación que tienen los taxis. Dos veces al año se sortean licencias para que presenten los números de estos rubros y la comuna hace su propio relevamiento en los comercios locales.

Comentá la nota