Los taxistas dan plazo al gobierno por un nuevo plan de seguridad

Los taxistas dan plazo al gobierno por un nuevo plan de seguridad
Choferes y titulares se reúnen hoy en el gremio y esperan para el miércoles una respuesta oficial. Si no, cortarían el servicio nocturno.
Los taxistas emplazaron al gobierno provincial para que el miércoles próximo les presente un "plan creíble de seguridad" que les permita seguir trabajando las 24 horas. Si el proyecto no los convence o no se cumple, advirtieron, no pondrán en riesgo la vida de más trabajadores y la amenaza de suspender el servicio nocturno se hará realidad. Después del paro que congeló el servicio entre las 6 del viernes y las 6 del sábado pasados por el homicidio del chofer Claudio López, la situación será debatida nuevamente hoy por titulares y peones en la sede del sindicato.

El taxista, de 35 años, murió a la medianoche del jueves tras agonizar diez días. Había sido baleado a quemarropa por dos supuestos ladrones que se desplazaban en moto en la esquina de bulevar Seguí e Italia, en la zona sur de la ciudad.

Apenas se conoció, la noticia disparó el dolor, la bronca y todavía más miedo entre sus colegas, que decretaron la paralización del servicio por un día y advirtieron que, de no mejorar las condiciones de seguridad en las calles, suspenderían la circulación nocturna de taxis.

Para ello, con precisiones, los taxistas ya presentaron una nota al Departamento Ejecutivo municipal y otro a las autoridades policiales. Según adelantó ayer el tesorero del Sindicato de Peones (SPT), Ricardo Vidal, esperan una respuesta "contundente" para pasado mañana.

Hasta entonces, dijo el dirigente, no se tomará la medida de suspender el servicio nocturno, como se barajó reiteradamente en los últimos días. "Ese es nuestro plazo", advirtió.

Sobre esos y otros temas vinculados al reclamo de seguridad debatirán hoy choferes y dueños. La cita será en la sede sindical de Salta 2882, con representantes del gremio, Taxistas Unidos, la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti) y la Asociación de Conductores de Taxis de Rosario (ACTR).

El titular de Atti, Mario Cesca, definió a la reunión como una "especie de comité de crisis" convocado "con la idea de evaluar cómo van marchando los operativos de seguridad".

Según el dirigente, el sábado a la noche se advirtió "una presencia bastante más importante de policía en las calles de la ciudad", por ejemplo, "parando los autos, verificando los pasajeros y preguntándole al chofer cómo iban las cosas".

Aun así, Cesca recordó que "en los mejores momentos, hace ya un par de años, llegó a haber 33 de los llamados corredores seguros", mientras que "en los últimos tiempos la presencia policial vino muy floja, de escasa a nula", en no más de nueve de esos circuitos.

El directivo atribuyó la situación a la sobrecarga laboral de una policía que está "mal paga", que "se duerme en el trabajo porque hace adicionales en comercios para poder sobrevivir"; a la escasa cantidad de móviles patrullando ("nos hablan de que hay treinta y pico, como si eso alcanzara para una ciudad como Rosario") e incluso a la falta de personal. Todos problemas —aseguró— "que hasta los propios jefes policiales nos plantean".

Transmisión rota. El malestar es evidente y hace incluso que las órdenes de arriba (desde el poder político) hacia abajo (la policía) no se cumplan. Nos han llegado a decir que le pidamos ayuda a la GUM porque cobran tres veces más que ellos", contó Cesca, quien aseguró que quieren trasladar esa situación "al máximo nivel, si es posible al propio gobernador (Antonio Bonfatti), con el objetivo de que se cumpla ni más ni menos que lo que dicen".

También el titular de ACTR, Francisco Báez, apuntó a la necesidad de mantener una reunión "urgente con Bonfatti, los presidentes de ambas Cámaras (legislativas) y el Poder Judicial".

"Porque "no son los taxistas lo que no dan más, sino toda la población: los políticos tienen que entender que queda poco hilo en el carretel", advirtió.

Cesca, a su vez, adelantó que "si llega a ocurrir otro hecho (de violencia sobre un taxista) no le vamos a poder decir a la gente que siga trabajando". El efecto más probable, advirtió, es que se suspenda el servicio "por lo menos entre la medianoche y las 6 de la madrugada".

Pero, por ahora, dijo Vidal desde el sindicato, tras el paro del viernes por la muerte de López, la tregua sigue vigente.

El plazo expirará el miércoles, cuando los taxistas vayan por una respuesta a sus pedidos. "Vamos a estar esperando el llamado para ver qué respuesta nos dan, qué plan de seguridad nos presentan, con detalle de corredores y requisas", dijo.

Mientras esperan, todos prometieron seguir debatiendo "los pasos a seguir". Esta mañana, en la sede del gremio, lo harán juntos propietarios y choferes.

Pruebas piloto con tarjetas

Con el fin de reducir el dinero abordo de los taxis y, con ello, minimizar los riesgos de robo, este año ya comenzarán las “pruebas piloto sobre las unidades” para implementar la tarjeta sin contacto como forma de pago, total o parcial, adelantó ayer el subsecretario de Servicios Públicos, Diego Leone. Antes de que su uso se generalice habrá un trabajo arduo, tanto en lo que hace al desarrollo de tecnología como a la generación de consensos con los titulares. La puesta en marcha será “progresiva”, pero la decisión está tomada.

Comentá la nota