Taxistas reclamaron una fuerte suba de la tarifa del sector

Taxistas reclamaron una fuerte suba de la tarifa del sector
Se movilizaron ayer hacia la sede de la Municipalidad. Piden un aumento del 40%.
Propietarios y choferes de taxis se movilizaron ayer hacia la Municipalidad en reclamo de un porcentaje de aumento de la tarifa del sector del 40 por ciento, mucho mayor al que se contempla en el proyecto oficial enviado al Ejecutivo por el Concejo Deliberante.

La propuesta gubernamental, que entró esta semana para tratamiento de los ediles, plantea un incremento de 14,54 por ciento.

La manifestación se hizo durante la mañana y reunió a un nutrido grupo de vehículos utilizados en el servicio, lo que produjo un corte de la circulación por la calle Yrigoyen entre Villegas y España.

La demostración de fuerza resultó imponente y estuvo a cargo de la Asociación de Propietarios de Taxis de Cipolletti (APTC), que lidera Liliana Villegas, un nucleamiento al que sus integrantes consideran “el único legal” de la ciudad y el que debería ser tenido en cuenta para las conversaciones que precedieron al envío de la propuesta al Legislativo local.

En determinado momento, se pudo ver también entre los tacheros a los principales referentes de la otra asociación que existe en la ciudad y que tiene por referente a José Luis Campos, entre otros propietarios de bases y de licencias.

La medida de fuerza se extendió por más de dos horas y complicó el normal movimiento del tránsito en la muy concurrida zona del microcentro cipoleño.

Desde la dirigencia de APTC se está pidiendo un incremento general del 40 por ciento, resultado de un 10% que quedó pendiente de aplicar a la tarifa el año pasado y de un 30 por ciento que se ha acumulado en lo que va de 2013, producto de sus mayores gastos por el crecimiento del precio de sus principales insumos.

En números, y teniendo en cuenta diversos aspectos que hacen al cálculo de la tarifa, los porcentajes solicitados son traducidos por la dirigencia de los taxistas, para el tramo diurno, en 7 pesos la bajada de bandera, 0,70 pesos por los cien metros recorridos y similar monto por los 30 segundos de espera. En la actualidad, estos valores son de 5 pesos, 0,50 pesos y 0,50 pesos, respectivamente.

Para el segmento nocturno, se pretende una bajada de bandera de 8 pesos, mientras que para los otros dos ítems se plantean 0,80 pesos en ambos casos. Hoy en día, rigen los valores de 6 pesos y 0,60 pesos para cada uno de los otros componentes tarifarios.

Así lo indicó Villegas, para quien resulta fundamental que el Municipio tenga una respuesta afirmativa a los reclamos. Para este fin, ella, junto con Oscar Larralde, Rubén Pérez y otros miembros de APTC, además de Daniel Braccini, delegado del Sindicato de Peones de Taxis, se reunieron con el secretario de Gobierno, Darío Bravo, con quien acordaron un nuevo encuentro, esta vez con los concejales, el próximo martes por la mañana. Allí, se buscarán zanjar diferencias y alcanzar un entendimiento.

Un día antes, el lunes, habrá una asamblea de taxistas en la que se evaluarán los pasos a seguir para el caso de que surja una respuesta negativa. La referente de la entidad sectorial fue enfática en que solicitarán a los ediles que aprueben su pedido de aumento en una sesión que tendría que realizarse el próximo jueves. “Los ánimos están muy caldeados”, alertó y pidió que se dé una solución inmediata a los problemas.

Podrían multar a los manifestantes

Desde el Municipio, existe un gran malestar por la manifestación efectuada ayer por taxistas vinculados a APTC. Incluso se evalúa la posibilidad de aplicar multas a los impulsores de la protesta por el corte de tránsito en la calle Yrigoyen, una situación que se vería agravada porque los protagonistas eran personas que prestan un servicio público para la comuna.

Funcionarios de la administración del intendente Abel Baratti expresaron ayer que apenas se conoció la movilización se les pidió a sus dirigentes que envíen a tres representantes al Departamento de Transporte, para dialogar sin necesidad de proseguir con las medidas de fuerza.

Sin embargo, no hubo ninguna respuesta por parte de APTC. Esta posición fue interpretada como un presunto intento de rehuir responsabilidades, ya que la conducción de la entidad estaría debiendo 5 balances anuales y no habría avanzado en la renovación de autoridades en 3 momentos en que correspondía hacerlo.

“Están flojitos de papeles y lo saben”, indicaron los funcionarios y cuestionaron la interrupción de la circulación vehicular en la zona centro. “Su decisión es menos justificable porque son prestadores de un servicio público y no pueden hacer lo que hicieron. No pueden querer patotear al Municipio”, enfatizaron y dijeron que se podrían aplicar multas.

Comentá la nota