Los taxistas solicitan la revisión de ordenanzas

Desde la Federación aseguraron que tanto en Capital como en La Banda los taxistas tienen “muchas trabas” para trabajar con comodidad.
El sindicato nuclea a más de 3 mil choferes de taxis.

Miembros integrantes del Sindicato de Peones de Taxi de Santiago se declararon en asamblea permanente, en señal de repudio a los municipios de Capital y Banda, por responder de “manera indebida” con algunos procedimientos hacia los trabajadores taxistas de ambas ciudades.

En diálogo con Nuevo Diario, el delegado organizador adjunto de la Federación Nacional de Peones de Taxis, Oscar la Torre señaló que “por una serie de atropellos a los trabajadores llamamos a la reflexión de los dos municipios, porque no puede ser que nos estén persiguiendo tanto a través de multas”, remarcó.

Entre los distintos ítems, enumeró que en diferentes procedimientos de tránsito, suele “desconocerse el carnet nacional de los taxistas, cuando está avalado por la Secretaria Nacional de Seguridad Vial”. Luego señalaron hechos reiterados de “privación ilegítima de la libertad, a través del secuestro de vehículos con el chofer adentro, cuando la Ley de Tránsito prohíbe este accionar. Asimismo, secuestro indebido del vehículo, casos de apremios ilegales, demorados indebidamente, entre otros.

Choferes protegidos

La Torre resaltó también que “todos los vehículos habilitados tienen la documentación correspondiente, como ser carnet de conductor, cédula verde y seguro”.

En tal sentido, el Comité Ejecutivo de la Federación pedirá una reunión con los intendentes capitalino y bandeño, para derogar las ordenanzas que no permiten que los vehículos de taxi de Santiago se dirijan a la ciudad bandeña y viceversa.

Por su parte, Daniel Rosas, delegado organizador de la federación, dijo que los choferes están siendo avasallados en su derecho. “Pediremos una reunión con carácter de urgencia”, resaltó.

Comentá la nota