"En la temporada no vamos a tener problemas con la energía eléctrica"

Lo dijo en Mar del Plata el secretario general de la Federación de Luz y Fuerza. Pero admitió que "si tocan cuatro o cinco días de 40 grados no hay equipo que aguante".

El secretario general de la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza, Guillermo Moser, estimó ayer que durante la temporada Mar del Plata "no va a tener problemas" con la energía eléctrica.

"Hace muchos años se viene hablando de los cortes que va a haber en Mar del Plata, en Carlos Paz, en las zonas turísticas. Ha pasado y no hemos tenido mayormente problemas. El mayor problema que tuvimos en los últimos años fue por un error humano en Capital Federal", dijo el dirigente gremial, que encabeza en la ciudad el congreso ordinario de los trabajadores del sector.

Con todo, Moser admitió que "si tocan cuatro o cinco días de 40 grados, no hay equipo que aguante". Pero "con dos días con una temperatura de 30 grados y otro de 25 o 20 grados los equipos se empiezan a enfriar y pueden empezar a funcionar normalmente".

El dirigente sindical reconoció que "hace falta inversión" en la ciudad y que "es cierto que falta la repotenciación" de la central 9 de Julio, pero indicó que con los grupos delivery (también llamados motogeneradores) "se soluciona el inconveniente que está habiendo".

"Los grupos delivery no fueron la solución definitiva pero sí ayudaron a salir del mal momento", apuntó Moser. "En Mar del Plata se decía que iba a haber cortes, que íbamos a tener problemas, y ustedes vieron que en los últimos años donde más creció el turismo en la Argentina no tuvimos ningún tipo de problemas. Apostamos a eso", insistió.

Diferencias entre usuarios

Moser fue crítico con la distribución tarifaria que generan los subsidios en el sector. "Es irrisorio que un marplatense pague una media de 300 pesos por mes y en Capital Federal se estén pagando 40 pesos. No puede continuar así", sentenció.

De todos modos, dijo que el proceso de quita de subsidios debería ser gradual. "De haber un aumento tarifario, tiene que ser progresivo y no afectar tanto a los usuarios", opinó. En esa dirección, consideró viable que el Estado subsidie "al que no tiene" para pagar la tarifa, pero advirtió que "el que puede pagar realmente debe pagar".

Enseguida apuntó: "Nosotros decimos que los subsidios no se pueden sacar de golpe porque si no van a tener problemas todas las provincias. Hay que ir haciéndolo gradualmente".

Moser recordó que el año pasado, cuando empezaron los recortes en los subsidios del gas, el consumo "bajó automáticamente un 18%". Y diferenció: "En el tema eléctrico, todos los años aumenta. Gracias a Dios, en este país el aire acondicionado no es más sólo para los doctores, es para todo el mundo. Eso creció muchísimo porque el trabajador puede comprar".

En la campaña electoral la Federación de Luz y Fuerza formó parte de la mesa "Scioli presidente". "Veníamos acompañando un modelo que nos incluyó a todos los laburantes no sólo en los ingresos sino en las inversiones que se hicieron en todo el país", señaló Moser.

Contó que en los últimos días estuvo en Ushuaia, en Santiago del Estero y en Formosa. "Está prácticamente todo el país interconectado", elogió. "Esto para nosotros es muy importante. Genera bienestar para el usuario y más fuentes de trabajo", añadió.

También ponderó la política salarial del Gobierno. "Con el Ministerio de Trabajo tuvimos paritarias libres, en ningún momento tuvimos techo. El problema que teníamos era el impuesto a las ganancias, que lo tenemos", señaló. "Más del 90% de nuestra gente sufre el impuesto a las ganancias", lamentó.

Destacó que al problema ya lo tenían "medio solucionado" con el anuncio de Daniel Scioli de que los que ganaran hasta $ 30.000 no iban a pagar más el impuesto. "Una solución que a lo mejor no era la que queríamos. Nosotros creemos que los trabajadores no deben aportar impuesto a las ganancias", diferenció.

Sin embargo ganó Mauricio Macri, sobre cuyo gobierno evitó adelantar una opinión. "No podemos juzgar a futuro. Aprendimos en la década del noventa que no le firmamos un cheque en blanco más a nadie, así que tenemos que esperar, tenemos que ver el gabinete que va a formar el nuevo presidente, tenemos que ver cuáles son las medidas que va a tomar", aseveró.

"Nosotros estamos esperanzados, por más que hayamos apostado a un proyecto que nos incluyó", acotó. Y concluyó con un dicho: "Para saber si es rengo (el nuevo gobierno) vamos a verlo caminar".

Comentá la nota