Tensa espera y nuevo encuentro a pocas horas de iniciarse un paro nacional petrolero

Tensa espera y nuevo encuentro a pocas horas de iniciarse un paro nacional petrolero

Tras la reunión mantenida durante la jornada del lunes y a la espera de resultados ciertos que permitan destrabar el eventual conflicto de todo el ámbito petrolero, sector que ya convocó a un paro que afectaría considerablemente la producción prácticamente nacional para la jornada de mañana, jueves, ayer se mantenían los contactos promovidos desde el gobierno nacional aunque, en este caso, con las operadoras y cámaras empresarias.

Si bien se esperaba que a última hora de ayer se volviera a citar a los gremios, finalmente se les comunicó a los referentes de cada entidad sindical que la reunión con ellos se realizará durante la jornada de hoy, encuentro que será tripartito, es decir que participará la representación de los trabajadores, empresarios y los representantes del gobierno, encabezados por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, acompañado por la viceministro de la cartera, Noemí Rial.

Atento a la fecha prevista y anunciada para el paro total de actividades del sector petrolero -jueves 6 de noviembre- la reunión de hoy se convierte en el último intento por acercar posiciones y destrabar la convocatoria a medida de fuerza, señalándose que “existe un abanico de posibilidades que intentan dar respuestas a las posiciones comunes de los diferentes gremios que convocaron al cese de actividades y que tienen que ver con el Impuesto a las Ganancias”.

Respecto a ello, se especificó también que “en ese abanico de posibilidades del que se habló durante el encuentro del lunes, figura la posibilidad de un bono de fin de año que, sin que se tenga en cuenta como parte del salario, permitiría un cobro real ya que, con el ‘impuesto al trabajo’, lo cierto es que esta segunda parte del Sueldo Anual Complementario prácticamente no se notaría en la economía de los trabajadores del sector”.

Con esta posibilidad, que se definiría en la reunión con las operadoras y las cámaras petroleras en cuanto a los eventuales aportes patronales para ese pago especial, lo que queda en claro es que el problema de fondo pasaría al año próximo y cerraría el ciclo 2014 sin definir respuesta a un reclamo gremial que no sólo tiene al sector petrolero como reclamante sino que, particularmente en la zona patagónica, tiene movilizados a la mayoría de los sindicatos debido a que sin aumentar el mínimo no imponible, prácticamente todos los trabajadores son afectados por el gravamen nacional.

De esta manera, y a la espera de definiciones “en la antesala misma del paro”, seguramente en las próximas horas serán los secretarios generales de los diferentes gremios petroleros los que anuncien las novedades que surgieran o, incluso, podría ser el propio gobierno nacional el que tome la palabra para algún anuncio que tranquilice al cada vez más ‘nervioso’ sector laboral.

Comentá la nota