Se tensa la situación en Fiambalá

Los empleados de la Municipalidad de Fiambalá habían anunciado medidas de fuerza para hoy, pero tras una reunión con el intendente, Amado Quintar, acordaron un compás de espera.
Durante en encuentro con los municipales, Quintar les solicitó que aguarden a que se terminen las gestiones con el Gobierno para otorgar el aumento.

“No pueden anticiparse a los hechos cuando saben que se están haciendo esfuerzos y se está gestionando para poder otorgarles el aumento”, explicó Quintar.

Los municipales solicitan la adhesión al aumento del 20% que otorgará la Provincia, pero Quintar ya anticipó que las finanzas solo le permiten que el mínimo sea de 300 pesos.

“No pueden pedir lo que no podemos dar. Los intendentes no podemos salir a robar para darles el aumento”, advirtió Quintar.

La situación es tensa en el municipio ya que, al igual que en otras jurisdicciones, los empleados aseguran que si no se llega al mínimo de 750 pesos podrían iniciar medidas de fuerza.

Por otra parte, con respecto a la evaluación de la planta de personal que el Gobierno está realizando en los municipios antes de definir el auxilio financiero, Quintar se mostró tranquilo al asegurar que Fiambalá es el único municipio que no varió la planta del personal desde el 2005, cuando se puso en vigencia la ley de coparticipación.

"Estamos tranquilos porque el Gobierno ya confirmó la ayuda", concluyó Quintar.

Coment� la nota