Tensión gremial: la CTA y la CGT opositoras amenazan con un paro

Tensión gremial: la CTA y la CGT opositoras amenazan con un paro

Micheli dijo que el fin de semana decidiría con Moyano la convocatoria a otra huelga nacional; una medida de los camioneros complicó el uso de cajeros

Las centrales sindicales opositoras empezaron a mostrar ayer una fuerte sintonía en torno a la posibilidad de convocar a un nuevo paro general , luego de que Hugo Moyano advirtió que la huelga de la rama de transporte de caudales de los camioneros podría extenderse a otros sectores y que el líder de la CTA enfrentada a la Casa Rosada, Pablo Micheli, apoya la idea de convocar a una nueva medida de fuerza de alcance nacional para agosto.

Micheli fue más allá y aseguró que el próximo fin de semana podría haber una definición. Entre el viernes y el domingo próximos, el secretario general de la CTA opositora y Moyano convergerán en las Jornadas de la Pastoral Social que se realizarán en Mar del Plata.

"Calculo que me voy a ver con Moyano en ese espacio y ahí terminaremos de afinar l o que ellos ya vienen discutiendo en la CGT: la posibilidad de que el paro sea, casi seguro, después de las vacaciones de invierno", afirmó Micheli al programa Mensaje Directo, de FM Palermo.

Por su parte, Moyano ya alertó que está en su ánimo agudizar la medida de fuerza que los camioneros iniciaron ayer a medianoche en el ramo del transporte de caudales y que amenaza con dejar sin dinero los cajeros automáticos.

"Si no hay respuesta a esto, seguiremos con combustibles y otras actividades, como logística, recolección de residuos o todas las actividades que tenemos", aseguró el jefe de la CGT opositora.

En la misma línea se manifestó su hijo Pablo Moyano, secretario adjunto del gremio de los camioneros. El líder de la CGT, en tanto, redobló la apuesta. "No entienden que la inflación ha carcomido los salarios y es necesario recuperar ese déficit", sentenció.

La frase de Hugo Moyano apunta al conflicto entre el sindicato de los camioneros con la cámara del transporte de cargas (ofrecieron un 28% y el gremio pide el 40%), pero también está dirigida a la Casa Rosada.

El reclamo de medidas oficiales contra la inflación y la modificación del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias son dos de las causas esgrimidas por las centrales sindicales opositoras cuando convocaron al paro nacional del 10 de abril último.

Ambos pedidos siguen sin ser respondidos por la administración de Cristina Kirchner.

Así lo ratificó Micheli, quien coincidió con el diagnóstico de Moyano en cuanto al agravamiento de la situación económica del país.

"Nosotros creemos que los acontecimientos que están pasando, no sólo los holdouts sino la situación que vive el pueblo en general, acentúan cada vez más la crisis que vive el país", afirmó.

Según Micheli, este cuadro "amerita cualquier momento para hacer un paro y mostrar la disconformidad con este modelo económico y lo que está haciendo la Presidenta".

"En el último año la inflación ha devastado el salario, le ha comido cerca de un 10 por ciento al salario del año pasado", insistió Moyano.

BANCOS EN ALERTA

En tanto, las asociaciones que representan a los bancos que operan en el país emitieron un comunicado en el que aseguran que intentarán reducir el impacto del paro en el desarrollo de las actividades del sector, pero también reclaman al Ministerio de Trabajo que intervenga para impedir la continuidad de la medida de fuerza.

"Ante el paro de transportadores de caudales anunciado intempestivamente por el gremio de camioneros a partir de la medianoche de hoy (por ayer), las cuatro asociaciones de bancos desean transmitir tranquilidad a los clientes bancarios en cuanto a que se tomarán los recaudos necesarios para que dicha medida de fuerza tenga los menores efectos en la operatoria bancaria", sostiene el comunicado.

Además, las entidades informaron que solicitaron la intervención de la cartera laboral para que "adopte a la mayor brevedad las decisiones correspondientes para evitar que la prolongación del conflicto genere consecuencias indeseadas en perjuicio de los clientes del sistema financiero".

El comunicado lo firman la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba), la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra) y la Asociación de la Banca Especializada (ABE).

En el final de su comunicado, las asociaciones hacen un llamado a "la sensatez de los dirigentes del sindicato de camioneros" con el objetivo de "superar rápidamente este conflicto en un contexto global en el que deben preservarse las condiciones laborales dentro de un clima de paz social".

Sin embargo, el Sindicato de Choferes de Camiones emitió anoche un comunicado para informar de un nuevo fracaso en las negociaciones paritarias con la cámara patronal del autotransporte de carga.

"El saldo de las negociaciones paritarias fue totalmente negativo", sostuvo el gremio que conducen Hugo y Pablo Moyano, y que anticipa una agudización del conflicto.

EL FRENTE DE LOS SINDICATOS

Camioneros

El gremio de Hugo Moyano paralizó el transporte de caudales y amenaza con extenderlo a todas las ramas

CTA opositora

Pablo Micheli se mostró de acuerdo en impulsar un nuevo paro nacional en agosto contra el gobierno de Cristina Kirchner

Fin de semana clave

Micheli y Moyano coincidirán este fin de semana en Mar del Plata y ahí podrían avanzar con el paro.

Comentá la nota