Tensión interna por suba del boleto

Tensión interna por suba del boleto
En el Municipio la reciente difusión de la propuesta que busca elevar a 4,50 pesos el pasaje general de los ómnibus urbanos generó una intensa discusión. El aumento de los servicios, fuente de discordia.

El tratamiento del proyecto oficial de aumento de la tarifa de los colectivos urbanos ha encendido la tensión dentro del Ejecutivo municipal y del Concejo Deliberante. Sus integrantes saben que se trata de una iniciativa urticante para la población, por más que dispongan de argumentos para sostener la postura alcista.

El estado público que tuvo la semana pasada la propuesta del gobierno municipal tuvo el efecto, en términos figurados, de una detonación de proporciones. Las recriminaciones mutuas se propagaron al ritmo del eco que encontraba, en radios y entre los vecinos, la novedad de que el pasaje general se iba a remontar a 4,50 pesos, un peso más de los 3,50 que se tienen que pagar hoy.

En uno y otro poder del Estado comunal solamente se quiere hablar del tema en riguroso “off the récord”; es decir, a condición de que no se mencione la identidad del que se refiere al proyecto.

Entre los concejales ha cundido una suerte de temor, además, porque el titular del Legislativo, Juan José Castro, habría asumido la decisión de ser él el único en facultarse para volver a referirse públicamente sobre el tema.

No ser mencionados

En el Ejecutivo, algunas fuentes han pedido también ni ser mencionadas en esta instancia, por lo menos, mientras el proyecto no ingresa definitivamente al Deliberante para su tratamiento.

Tan agitadas han estado las aguas que se menciona que el propio intendente Abel Baratti habría llamado la atención a algunos de sus colaboradores, para que se busquen los mecanismos para que las iniciativas de su administración tengan la seriedad de tratamiento y publicidad que corresponde.

Se afirma en el Deliberante que la nota del Ejecutivo con el proyecto no alcanzó a tener ingreso debido a que el miércoles pasado ya se había terminado la reunión de Labor Parlamentaria en que se hace ese tipo de procedimientos y se fija el orden del día para la sesión inmediata posterior.

Ediles consultados aseguran que no llegaron ni a ver el texto pero que se enteraron de su contenido por distintos canales. Y señalan que, una vez arribe definitivamente al Legislativo, no habrá inconveniente para su difusión, de la que se encargará, sin embargo, Castro, en procura, al parecer, de que no surja ningún tipo de malentendido.

Comentá la nota