Se tensó la pelea por salarios en San Martín y 500 personas cortaron una esquina clave

Los municipales exigen una suba de 25% como mínimo y la Comuna les ofrece 15%. Los empleados cortaron Avellaneda y ruta 50.
Después de una mañana de mucha tensión las negociaciones entre los trabajadores municipales de San Martín y el Ejecutivo municipal fracasaron rotundamente. El gobierno se plantó en el 15 por ciento de aumento que había decretado ayer y los trabajadores en no aceptar menos del 25 y anunciaron que las medidas de protestas continuarán y amenazaron con boicotear la fecha del Turismo Carretera que está provista para el primer fin de semana de abril.

“Nos ofrecieron un aumento de 15 kilos de pan. Eso es lo que representa en el bolsillo de un trabajador el 15% de aumento”, sostuvo Carlos Simón, secretario gremial de ATE Mendoza.

La segunda jornada de asamblea y movilización fue mucho más numerosa que la de ayer. Unas 500 personas se reunieron primero frente al edificio comunal y luego se trasladaron hasta el estratégico nudo vial de las calles Boulonge Sur Mer y Avellaneda, por donde entran y salen de la ciudad la mayoría de los vehículos particulares y en transporte público.

Allí se presentó la ayudante fiscal Beatriz Chaves, quien dijo haber concurrido “para tratar de mediar en el conflicto y que quienes reclaman sus derechos no vulneren el del resto de los ciudadanos de transitar y trabajar”. Como primera medida la funcionaria solicitó la presencia del secretario de Gobierno, Oscar González, para entablar un diálogo con los trabajadores. Finalmente se acordó que esa reunión se realizara en la comuna.

Pero, pese a las buenas intensiones de la ayudante fiscal, esta reunión solo significó un nuevo fracaso ya que la municipalidad no realizó ninguna oferta superadora.

Allí los trabajadores decidieron continuar con la protesta y aseguraron que boicotearán la realización de la fecha del TC si no se arriba antes a un acuerdo. En tanto Roberto Macho, secretario adjunto de ATE, calificó de “poco inteligente” la intransigencia del gobierno comunal y anunció que esta protesta será más grave a medida que pasen los días ya que se sumarán a los reclamos de los trabajadores provinciales que exigirán un aumento del 40%.

Asimismo atacó a “los gremios que no defienden los intereses de los trabajadores”, haciendo referencia a la dirigencia del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), que no logró aumentos en la última paritaria y que no se sumó formalmente al reclamo en San Martín.

Comentá la nota