Termina la negociación y los docentes bonaerenses amenazan con más paros

Termina la negociación y los docentes bonaerenses amenazan con más paros
El lunes termina la conciliación obligatoria y los gremios advirtieron que sin mejoras, volverán las huelgas. Esta vez sería de 96 horas.
Jorgelina Naveiro

Los docentes bonaerenses advirtieron ayer que si no hay respuesta al reclamo salarial, volverán al paro tras el impasse que abrió la conciliación obligatoria y que termina el próximo lunes.

La advertencia llegó desde la Federación de Educadores Bonaerenses, que ya tiene votada una medida de fuerza de 96 horas. "La falta de una propuesta salarial por parte del gobierno durante la conciliación obligatoria abre las puertas hacia la realización de medidas de fuerza. El gobierno no responde: nosotros paramos", anunció la titular del gremio, Mirta Petrocini.

La dirigente explicó que "hubo 15 días hábiles para que las autoridades presentaran una propuesta salarial más cercana a lo que venimos reclamando desde el sector, pero sólo se nos llamó para tratar otros temas que, si bien son inherentes al trabajo docente, no hacen a la esencia del reclamo que generó el conflicto". Y agregó: "Si no hay una oferta que merezca ser considerada, vamos a efectivizar esas medidas de fuerza."

La conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo provincial arrancó el 22 de abril y concluirá el próximo lunes. La cartera que conduce Oscar Cuartango tiene la facultad de prorrogar la medida por cinco días hábiles más, aunque hasta ayer no tenía previsto hacerlo.

A lo largo del impasse, los maestros de FEB, SUTEBA, SADOP, AMET y UDA se reunieron en tres oportunidades con funcionarios de la Dirección General de Cultura y Educación. Pero, pese a las promesas oficiales de "hablar a agenda abierta", el reclamo salarial no fue abordado.

El gobierno de Daniel Scioli cerró la paritaria en marzo por decreto con un aumento del 22,6%, a pagar en tres tramos. Esa suma no conformó a los gremios, que piden un 30 por ciento.

La amenaza de nuevos paros llega en un momento crítico para la directora general de Cultura y Educación, Nora De Lucía, que fue confirmada ayer en su cargo por Scioli luego de un jueves cargado de rumores de renuncia indeclinable. "Está trabajando normalmente", se limitó a decir el mandatario, restándole entidad a los trascendidos.

Las versiones indicaban que De Lucía había presentado la renuncia, molesta por la falta de respaldo oficial frente a la crisis que se generó por la polémica detención de los cinco delegados del gremio ATE en el marco de una denuncia por "coacción agravada". «

Comentá la nota