Las textiles buscan llegar a un acuerdo salarial

Las textiles buscan llegar a un acuerdo salarial

Comenzaron las negociaciones entre el Sindicato Obrero de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA) y las empresas textiles. El acuerdo salarial pareciera ser un dilema debido a que dos empresas se niegan a concretar un acuerdo colectivo. Las discusiones se dan en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

En la jornada de ayer comenzaron las negociaciones paritarias entre el Sindicato Obrero de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA) y las empresas textiles.

Cabe recordar que los trabajadores textiles realizaron diferentes medidas de fuerza desde la semana pasada en todas las fábricas. A raíz de esta problemática, el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó una conciliación obligatoria por diez días la cual fue acatada por el sindicato y las empresas. Por ende, comenzaron las negociaciones, las cuales se tornarán muy complicadas debido a que dos empresas se niegan a negociar de manera colectiva. Se trata de Badisur y Yamana, quienes pretender llegar a un acuerdo de manera individual.

Respecto a las negociaciones con Badisur y Yamana, la secretaria general de SOIVA, Alejandra Sustovich, indicó que desde el gremio “apuntamos a que si estas dos empresas han trabajado todo el año, entonces creemos que están obstinado a querer dividir directamente a los trabajadores porque lo que están proponiendo es negociar individualmente con cada empresa”.

En ese sentido, expresó que “está todo muy trabado por las empresas que quieren negociar individualmente”. Según informó Sustovich, estas dos textiles aducen a la falta de producción. “Sabemos que la inflación ha sido mucha y los trabajadores tenemos que mejorar los sueldos para seguir viviendo”.

Consideró que tanto como Badisur y Yamana buscan sacar ventaja e indicó que desde las otras empresas manifestaron que “están dentro de la negociación pero en el momento en que se firma un acuerdo, debe ser para todos iguales. No quieren que se les suban los costos y estas dos empresas que están dentro del mismo rubro queden con el mismo sueldo. Igual trabajo, igual remuneración”, concluyó.

Comentá la nota