Los textiles rompen con Moyano porque les quiso vaciar el gremio

El titular de la Asociación Obrera Textil, Jorge Lobais, denunció que desde el sector del líder de la CGT intentaron desafiliarle a 3 mil trabajadores y que por eso faltó al acto en la Plaza. Ahora puso en duda su presencia en el congreso del jueves y se acercó a Caló.
El jefe de la Asociación Obrera Textil (AOT) y secretario de Empleo de la CGT, Jorge Lobais, denunció hoy que otros "miembros" del entorno de Hugo Moyano procuraron que se desafiliaran del gremio que conduce unos "3.000 trabajadores" y advirtió que comenzó a evaluar la posibilidad de no asistir a las internas del jueves.

Lobais dijo que, "en caso de no participar (en los comicios previstos para) el 12", en los que Moyano prevé buscar su re-reelección, "tampoco" lo hará en "los demás", ante la reunión del martes programada por los "Gordos" para establecer una fecha de elecciones alternativas para renovar la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT).

"(Hace dos semanas) acabábamos de decidir participar en el acto de Plaza de Mayo (al que convocó Moyano) y, lamentablemente, recibimos una cédula del Ministerio de Trabajo en la que me manifestaban que miembros de la CGT actual habían hecho una presentación queriéndome sacar cerca de 3 mil trabajadores", enfatizó Lobais.

Producto de esa información, según dijo el jefe sindical, su gremio optó por no ir a la protesta frente a la Casa Rosada contra el Impuesto a las Ganancias sobre los salarios y el tope para el cobro de las asignaciones familiares. Como explicó LPO ese día, el palco que utilizó el camionero para su discurso tuvo notorias ausencias de quienes hasta ese día eran considerados aliados del líder de la CGT, entre ellos Lobais.

La cartera laboral le comunicó así una presentación realizada a pedido del también moyanista Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines de la República Argentina (SETIA) para pedir el traspaso de esos afiliados.

"La calentura que tengo es súper, súper. Estando en la CGT... Cualquiera tiene la posibilidad de poder reclamar pero, estando adentro de la CGT, como mínimo, me quería haber enterado por alguno de los que están en la CGT y no por el Ministerio. Eso ha producido un malestar interno en mi gremio bastante importante", advirtió Lobais en diálogo con radio El Mundo.

"Entonces, decidiremos" en las próximas horas si los congresales del gremio asistirán o no al Congreso previsto por el oficialismo para renovar autoridades el jueves en el microestadio del Club Ferro Carril Oeste, alertó.

Aunque añadió: "En caso de no participar el 12 (de julio), tampoco voy a participar en los demás (comicios). Yo tengo códigos, lamento que no tengan los mismos conmigo".

Por otra parte, Lobas blanqueó su amistad con el líder de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, principal candidato de la oposición y del Gobierno para renovar la Jefatura de la Secretaría General de la central obrera. Con este último se mostró en el lanzamiento de la Confederación de Sindicatos Industriales de la República Argentina, que se realizó la semana pasada en la sede de Smata con la presencia de la ministra Débora Giorgi.

Comentá la nota