Tierra del Fuego: violento desalojo de docentes y estatales

La Policía provincial realizó el operativo en el acampe instalado desde hace 92 días frente a la gobernación por la reforma previsional.

Docentes y estatales de Tierra del Fuego, que mantenían un acampe en los alrededores de la Casa de Gobierno provincial en la ciudad de Ushuaia, fueron desalojados esta madrugada violentamente por las fuerzas de seguridad.

En este sentido, el gremio de maestros SUTEF anunció un nuevo paro en las escuelas de la provincia en repudio a la represión sufrida por los manifestantes, que rechazan la reforma del régimen previsional impulsada por la gobernadora Rosana Bertone.

"A las 2 de la madrugada y con la presencia de cientos de compañeros y compañeras, los antimotines arremetieron por la fuerza contra los trabajadores. Un hecho detestable, tal como en la dictadura. Hacemos responsable a la gobernadora Rosana Bertone", denunció la Unión de Gremios y Jubilados Estatales fueguina.

El sindicato afirmó que los efectivos de seguridad incendiaron las carpas de los manifestantes y que una trabajadora "estuvo tirada con ataque de epilepsia en el asfalto 20 minutos y la policía nunca llamó a la ambulancia". “Un policía pateó a propósito un tacho con fuego usado para calefacción y produjo el incendio de las carpas. Fue todo muy violento, como si fuera una patota. Usaron perros y gas para dispersar a la gente”, afirmó la vocera de la “unión de gremios” Elisa Dietrich, en declaraciones a la prensa local.

"Fue sorprendente que los policías cuando se encaminaban a desalojar, cantaban el Himno Nacional tal como lo hiciera un grupo de extremistas neonazis. Sin mostrar orden de desalojo, sin ambulancias ni protocolo de sanidad, luego de desalojar a los manifestantes, el personal policial dejó ingresar a la zona a personas de civil para destruir las carpas e incendiarlas", denunció la Unión de Gremios y Jubilados Estatales.

Por su parte, fuentes gubernamentales sostuvieron que el incendio fue originado “por los propios manifestantes que estaban en el lugar”, y justificaron el desalojo en “la situación extrema que estaban viviendo los comerciantes del centro de la ciudad, muchos de los cuales estaban cerrando sus negocios”, señalaron.

El gremio docente responsabilizó por lo ocurrido a la gobernadora Bertone. Los distintos sindicatos provinciales se congregarán frente a la Legislatura, para realizar una asamblea y decidir “un plan de lucha”.

Comentá la nota