El tironeo sindical sacude a ATEP

Toledo, actual titular del gremio, dijo que los dirigentes opositores no se resignan a perder en las urnas. Habrá nuevas elecciones en la agrupación el 9 de diciembre.

El oficialismo en el principal gremio de los docentes primarios estatales resiste por estos días embates desde dentro y desde fuera de las paredes del sindicato.

Tal como había dado a conocer LA GACETA, en una resolución del 14 de noviembre la directora nacional de Asociaciones Sindicales del Ministerio de Trabajo de la Nación, Elena de Otaola, intimó a la Junta Electoral de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP) a que convoque a un nuevo acto eleccionario. En el documento, la funcionaria estableció la "ineficacia jurídica" de la elección del 1 de julio, en la que se dio por ganador a David Toledo.

Pero como el mandato de Toledo venció el 4 de julio y la Nación declaró nulas las elecciones del 1 de ese mes, los apoderados de las listas opositoras consideraron que el gremio se encuentra acéfalo. Lo propio hizo la Unión de Docentes Tucumanos, el gremio rival (Ver "La UDT..."). No obstante, la Junta Electoral de ATEP atendió el planteo nacional y citó a elecciones para el 9 de diciembre. Solamente podrán participar en la contienda las listas que fueron oficializadas: Toledo (lista Morada y Blanca), Mabel Flores (lista Azul), Leonardo Sánchez (lista Verde) y Dolly Gutiérrez Falcón (lista Roja-Rosa).

"Son los dirigentes perdidosos en las urnas los que no se resignan y fueron a quejarse de comicios corruptos, padrones irregulares, falta de tiempo para campaña electoral, etcétera; y curiosamente el órgano laboral sólo les acepta que 'no pudieron hacer campaña electoral', disponiendo el nuevo llamado a elecciones. Tengo curiosidad por saber si estos 15 días serán suficientes para hacer su 'campaña electoral'", ironizó el actual secretario general del gremio, que en aquella elección triunfó con el 65% de los sufragios.

"Que ATEP convoque a elecciones para que los afiliados elijan no es una novedad. Pero sí debe destacarse que, cada vez que se votó, siempre se respetó el resultado, porque esas son las reglas del juego democrático y así se amasó la historia institucional de ATEP. Máxime, si la voluntad mayoritaria de los afiliados votantes con un rotundo 65% consagró la continuidad de la Morada y Blanca al frente de su conducción. Nuestro triunfo fue indiscutible: tanto que los propios fiscales de las listas opositoras en cada mesa electoral rubricaron con su firma ese resultado porque fue transparente y claro", añadió.

El dirigente, que sucedió a César Américo Zelarayán al frente de ATEP tras su deceso, le apuntó -aunque sin mencionarlos- a los dirigentes de la UDT. "Los oportunistas de afuera suponen en sus delirios afiebrados una imaginaria acefalía, aprovechable para asaltar lo ajeno. La docencia tucumana recuerda el daño que ocasionaron y cómo salieron cada vez que ocuparon alguna responsabilidad en el sistema educativo", remarcó.

Finalmente, Toledo desafió a los dirigentes opositores a los que enfrentará en diciembre: "hay una sugestiva sociedad entre los grupos internos que se manejan con el insulto, la diatriba, el chicaneo y el padrinazgo extragremial, ajeno a nuestra historia institucional".

Comentá la nota