Aun con todas las garantías laborales, UTA no negociará concesión de Tamse

Aun con todas las garantías laborales, UTA no negociará concesión de Tamse
En una audiencia en Trabajo, el gremio de los choferes elevó un petitorio al municipio que deberá ser respondido el próximo martes. No aceptarán el traslado de trabajadores a otras dependencias municipales y tampoco que la empresa pase a la esfera privada.

Aun cuando la Municipalidad de Córdoba garantice de una y mil formas que ningún chofer del transporte urbano de pasajeros perderá su puesto una vez licitado el nuevo servicio, la UTA endureció su postura y exige que la Tamse siga perteneciendo en la órbita estatal. Cuando el gremio comenzó el plan de lucha lo hizo oponiéndose a la concesión de la firma estatal porque entendía que, de esa manera, la fuente laboral corría riesgo. Con ese discurso el secretario general, Alfredo Peñaloza, condujo las primeras medidas de fuerza. “No vamos a permitir que un sólo trabajador quede en la calle”, supo decir tras considerar que lo introducido en los pliegos de licitación a pedido del propio sindicato no es suficiente para asegurar los puestos de trabajo. Por ese motivo, los cordobeses soportaron tres medidas de fuerza que afectaron a los usuarios de Tamse en un principio, pero que luego se extendieron a todo el sistema. Hasta entonces, todo indicaba que si el municipio accedía a establecer las garantías exigidas por UTA, el conflicto llegaría a su fin. Sin embargo, luego el gremio pidió que se anule el proceso licitatorio y ahora directamente presentó como punto no negociable que la empresa siga siendo municipal.

En el marco de la conciliación obligatoria decretada por el ministro de Trabajo de la Provincia, Omar Dragún, representantes de UTA, empresarios y autoridades municipales se reunieron ayer en una nueva audiencia. Allí, el secretario general Alfredo Peñaloza entregó a los funcionarios un petitorio donde plantea distintos puntos sobre los que espera una respuesta el lunes próximo en un nuevo encuentro; justo el día antes de la apertura de sobres con las empresas interesadas en explotar los distintos corredores.

En ese documento, la UTA pidió que la Municipalidad sea responsable solidaria ante una eventual retira de las concesionarias o cualquier otro problema que pudiera surgir; también quiere la prohibición del traslado del personal de transporte a otras reparticiones municipales; y por último lo mencionado más arriba, la permanencia de Tamse bajo la órbita estatal.

“Vamos a esperar a ver qué nos responden el lunes, pero tenemos claro que si no atienden lo que pedimos vamos a seguir adelante con el plan de lucha porque queremos que la Tamse siga siendo estatal”, advirtió Peñaloza.

Por otro lado, consideró que en el marco de la conciliación obligatoria vigente, la Municipalidad no debería proceder a la apertura de sobres “esto es una burla. A nosotros nos hacen suspender las medidas y ellos siguen adelante con todo”, agregó.

Comentá la nota