“Todo contra los trabajadores”

“Todo contra los trabajadores”

En vísperas del acto del próximo viernes, el gremialismo salió a marcarle la cancha a la administración de Mauricio Macri. Los sindicalistas vaticinan una convocatoria multitudinaria. Hoy definen si se llamarán, además, a un “cese de actividades”.

Distintos dirigentes sindicales renovaron ayer sus críticas al gobierno del Mauricio Macri y reivindicaron la movilización del próximo viernes al Monumento al Trabajo, en Independencia y Paseo Colón, en la que coincidirán las tres CGT y las dos CTA. La concentración está convocada para las 15 y habrá tres oradores: Hugo Moyano, Antonio Caló y Pablo Micheli o Hugo Yasky. Los referentes sindicales se reunirán hoy para terminar de definir los detalles aún pendientes. En el encuentro se resolverá si se convoca a un “cese de actividades” para facilitar la participación de los trabajadores en la manifestación.

El acto que el sindicalismo prepara para pasado mañana tiene un doble propósito: celebrar el Día del Trabajador pero al mismo tiempo plantar bandera frente a la a administración macrista. Con matices, desde los distintos sectores en que está dividido el sindicalismo coinciden en la crítica a los despidos y también en señalar que hasta ahora el gobierno de Macri sólo favoreció a los grandes jugadores económicos y no a los trabajadores.

Ese sentir quedó evidenciado en las diferentes declaraciones que los sindicalistas realizaron ayer con vistas a la movilización de este viernes. El titular del gremio de la construcción, Gerardo Martínez; el secretario general de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky; y el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, salieron a reclamar medidas a favor del empleo y cuestionaron al Gobierno. “En términos de política económica no tengo absolutamente nada que rescatar; todo ha sido en contra de los trabajadores”, dijo Yasky sobre la administración macrista y agregó que en lugar de aplicar políticas en defensa del “empleo y la capacidad de consumo de los sectores populares”, lo que hizo fue “vaciarles el bolsillo a los trabajadores”. También explicó que durante el acto exigirán “una ley de emergencia ocupacional que permita poner freno a los despidos en el sector público y que establezca, para el sector privado, una serie de procedimientos a fin de garantizar hasta donde se pueda la continuidad de la fuente laboral”.

A la movilización del próximo viernes adhieren, además de las cinco centrales sindicales, distintos espacios políticos y diversas organizaciones sociales. Martínez vaticinó que la concentración en Independencia y Paseo Colón tendrá una “alta concurrencia” y explicó que si bien “nadie pide maravillas”, la dirigencia tiene que “defender a la gente que se va quedando sin trabajo”. Micheli también advirtió sobre “la ola” de cesantías, a la que calificó como “tremenda”.

Los líderes de las tres CGT y de las dos CTA se reunirán hoy a las cuatro de la tarde en la sede de los estatales de UPCN. Allí tratarán de definir centralmente dos puntos aún no saldados: mientras algunos proponen llamar a un “cese de actividades” para facilitar la presencia de trabajadores en el acto, hay otros que rechazan esa posibilidad.

Otro tema no definido pasa por la eventual elaboración de un documento conjunto, que exprese la voluntad de las cinco centrales para compartir un mismo escenario de lucha, que responde al viejo eslogan sindical de “unidad en la acción”.

Se resolvió ya, en cambio, la lista de oradores, que no incluye a Luis Barrionuevo, titular de la CGT Azul y Blanca. Aunque puede haber cambios, hablarán Moyano, jefe de la CGT Azopardo; Caló, líder de la restante CGT; y Yasky o Micheli.

La manifestación frente al Monumento al Trabajo reflejará en la calle la coincidencia que ya se dio entre las tres CGT y las dos CTA en las cámaras de Diputados y Senadores en torno al proyecto para frenar los despidos.

Comentá la nota