Todo sigue igual: tras rechazar la oferta de Tomada, el Simape continuará de paro

El Sindicato Marítimo de Pescadores, este miércoles en asamblea, ratificó la negativa a aceptar la propuesta del Ministerio de Trabajo de la Nación y seguirá con la medida de fuerza que llevan adelante hace tres meses. Si bien están de acuerdo con el aumento salarial del 22%, exigen que sea retroactivo a marzo y pagado en una sola vez.
Todo sigue igual (¿de bien?). No, de mal. El conflicto que mantiene el Simape con los empresarios del Puerto, donde tuvo que intervenir el Ministerio de Trabajo de la Nación, continúa y en lo inmediato no se ve una salida viable. Al menos, los representantes del Sindicato Marítimo de Pescadores no aflojan en su postura y la Cámara no quiere saber nada sobre la posibilidad de juntarse a dialogar con los trabajadores.

Es que el gremio que encabeza el secretario general, Juan Domingo Novero, rechazó en la noche del martes la última oferta del ministro Carlos Tomada (aumento salarial del 22% a ser pagado en dos partes; un 11% retroactivo a abril y la parte restante en julio). Pero para oficializarla debieron esperar hasta la asamblea de este miércoles, en la sede del sindicato, donde tuvieron el respaldo de los afiliados.

El Simape quiere que el arreglo sea por un 22% (retroactivo a marzo) y efectivo en un solo pago. Cuestión que, al parecer, parece lejana. Por eso mismo la postura firme que, tiempo atrás, incluyó diversas manifestaciones en el Puerto. “La pesca, nuestra actividad, trabaja 10 meses al año. Ni hablar cuando te toca algún franco o el barco está roto. Es decir, uno no trabaja todo el año. Entonces hablar de un aumento desglosado es imposible. Quizás tiene que ser menor en la cantidad (al principio pedían un 35%) pero que sea todo junto. Por otra parte, no puede ser que la comida, si queda un remanente en contra, se la descuenten a la gente”, aclaró el Secretario Adjunto, Pablo Trueba.

En ese marco, ofreció algunas apreciaciones de la historia que por ahora no tiene un final feliz para nadie. “Vamos a continuar con el paro porque esta no es la solución. La solución pasa por sentarse a dialogar con el sector empresarial”, comentó de movida el dirigente consultado por la última oferta y la decisión que tomarían. Donde aclaró que los tres barcos que salieron a navegar arreglar con el 22% a marzo.

Posteriormente acotó que “tenemos un mandato por asamblea con una reunión de Comisión Directiva y una del Consejo de Delegados que decidió las pautas para negociar. Cualquier cosa que venga de afuera no va a servir para destrabar el conflicto”.

También respondió sobre la ausencia en la reunión del lunes, donde estuvieron presentes Tomada, el intendente Gustavo Pulti, Pedro Fernandez de la CGT, entre otros, explicó que “no era lo que habíamos hablado. Yo puedo asistir si me invitan y sé de lo que voy a hablar. O si voy con algo firmado que yo acordé. Ahora, si voy y no lo acordé qué estoy avalando”.

Convenio que se le fue entregado, según dijo, un día después del mencionado encuentro. “Es una homologación del acuerdo que firmó el SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos). El 11% en abril y el 11% en octubre. Es un acta complementaria, donde el último pago lo corren a julio en una suma no remunerativa. A su vez, lo que más nos preocupa, es que deja bien claro que la representatividad de todos los marineros de Mar del Plata la tiene el SOMU. Eso es lo que nosotros rechazamos de plano”, enfatizó.

Tampoco desechó la oportunidad de ir a hablar empresa por empresa, para hacer llegar directamente su reclamo. Al respecto expresó que “esa variante siempre estuvo presente porque ya lo hemos hecho. Pero hasta dos días atrás los empresarios nos llamaban para acordar. Aunque cuando se enteraron que iba a salir esta propuesta, se quedaron con los teléfonos cerrados. Ahora los van a tener que abrir y empezar a charlar con los trabajadores. La negociación tiene que ser entre los dueños de las empresas, los tripulantes y los dirigentes de Mar del Plata”.

Comentá la nota