A todo trapo, salieron a la calle contra De La Sota

Con mucho ruido y una movilización que ocupó casi dos cuadras de largo, el sindicato de los trabajadores de empresas de limpieza que prestan servicio para la Provincia marchó ayer por el centro y llegó hasta las adyacencias del Panal para reclamar por salarios adeudados (diciembre y el medio aguinaldo).
La protesta largó en la sede gremial (Entre Ríos y Chacabuco) y luego de cruzar a contramano por 27 de abril y llegó a una cuadra del Centro Cívico.

El titular del gremio Soelsac, Sergio Fittipaldi, agradeció “el apoyo de la CGT Nacional y Popular”, principalmente a través de los cuerpos orgánicos de Surrbac y de Luz y Fuerza”.

Lampazo de emergencia. La protesta tiene pocas excepciones. La retención de servicios impuesta por el Soelsac implica guardias mínimas en hospitales, en los que sólo hay tres personas para limpieza de áreas críticas, como los quirófanos.

El empresario Rubén Alabi, uno de los representantes de la cámara de prestadores de limpieza, aseguró que la deuda de la Provincia supera los 50 millones de pesos. “Repasamos toda la documentación de las empresas, que suma 56 millones, pero todavía quedan algunos expedientes, por lo que calculamos que la obligación llega a 58 millones de pesos”, precisó.

La entidad realizó nuevas gestiones para destrabar el pago de, por lo menos, parte de lo que están reclamando. Alabi confió que solicitaron una audiencia con el jefe del Gabinete, Oscar González. Sin respuesta aún.

Coment� la nota