Toma y paro de Judiciales

Toma y paro de Judiciales
Los trabajadores tomaron Tribunales I y lanzaron un paro de 24 horas que se cumple a rajatabla desde las cero de hoy. El TSJ consideró que no tiene facultad para disponer la porcentualidad con salarios con los magistrados y dio por cerrado el diálogo con Agepj.

En una agudización del conflicto gremial que tiene semiparalizada a la Justicia provincial desde hace semanas, los trabajadores judiciales rechazaron la oferta salarial del Tribunal Superior de Justicia, tomaron el Palacio de Justicia y resolvieron un paro de 24 horas que se cumplirá a partir de hoy a la hora cero.

La oferta del TSJ no incluyó el principal reclamo de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Agepj), que es la equiparación porcentual con los magistrados y funcionarios, sobre la cual el máximo tribunal de Justicia dijo “no tiene facultades para disponer tal cuestión”. En cambio, ofreció constituir una mesa de negociaciones dentro de un plazo no determinado para “analizar de manera sistémica la cuestión y efectuar las consultas pertinentes y necesarias en un marco de paz social”.

Asimismo, el TSJ ofreció pagar la diferencia entre el aumento que otorgó este año la Corte Suprema de Justicia y el que dio la Provincia. La titular de la Agepj, Irina Santesteban, dijo que esa difrencia “no llega a los tres puntos”, y que es “totalmente insatisfactoria” como propuesta.

La propuesta quedó expresa en el acta labrada tras la reunión entre los vocales Luis Rubio, María de las Mercedes Blanc de Arabel y Domingo Sesín y la comisión directiva del sindicato.

Tras el rechazo gremial y la decisión de la toma y el paro, el TSJ emitió un comunicado diciendo que da por cerrado el dialago con los empleados y que retira la oferta salarial. A su vez, exhortó a los trabajadores a volver a los puestos de trabajo y dijo que se descontará la jornada no trabajada.

Santesteban dijo que, con respecto a la porcentualidad, el TSJ “ofreció una mesa de negociación sin plazos ni ningún compromiso, cuando nosotros queremos que sea contemplado en el Presupuesto del año que viene”.

“Yo les dije que esa propuesta no pasaba ni en su primera línea. Y así fue. Los compañeros ni me dejaron terminar de leerla”, relató la dirigente.

Según el juez Rubio, el TSJ considera que la porcentualidad “existe en los hechos” en la Justicia cordobesa. “La diferencia entre lo que gana un meritorio y lo que gana un vocal del Tribunal Superior es de diez veces. Cuando yo ingresé a la Justicia, era de 20 veces”, resaltó. Asimismo, el magistrado sostuvo que una ley de porcentualidad es potestad de la Legislatura, y no del Poder Judicial.

Anteayer, el gremio de los Judiciales presentó un anteproyecto de pago porcentual a los bloques legislativos, que contó con el expreso apoyo de la mayoría de los bloques, aunque no de Unión por Córdoba.

Toma y paro

Tras la fallida reunión, unos 300 trabajadores que aguardaban en el salón de los Pasos Perdidos resolvieron pasar la noche en el edificio y mantener la toma de Tribunales 1, en forma indefinida, con paro de 24 horas para el día de hoy. Anoche estaban arribando al lugar trabajadores de las sedes tribunalicias del interior, con carpas y enseres para la toma. También se presentaron legisladores, organismos de derechos humanos y jueces provinciales. Rubio dijo anoche a LA MAÑANA que “no habrá más diálogo mientras se mantengan las medidas de fuerza” y aseguró que se descontarán los días de paro. “Respetando el derecho de huelga, día no trabajado es día no pagado”, indicó el juez.

Por otra parte, el integrante del TSJ aseguró que no se cortará el agua, ni la energía eléctrica a los trabajadores de tomaron la sede judicial, y que se garantizará el acceso a los baños.

Afuera, sobre la calle Caseros, la Guardia de Infantería que fue convocada por el alto cuerpo de Justicia, evitaba el ingreso de más personas al edificio. En la calle, un grupo de manifestantes quemó neumáticos, mientras el tránsito permanecía cortad. Esta tarde una asamblea definirá los pasos a seguir, según indicó Santesteban ayer.

Comentá la nota