Toman una planta de fertilizantes por su potencial cierre en Pavón

Los trabajadores ocuparon la fábrica de Logística Portuaria y temen por su continuidad laboral. La comuna la clausuró porque sus titulares incumplieron los trámites de habilitación.

Pavón.- Un grupo de trabajadores de la empresa Logística Portuaria Terminal 10 continuaba ayer con la toma de las instalaciones de esta empresa, en espera de la reunión que mañana lunes a las 10 tendrán en la sede de Villa Constitución de la Secretaría de Trabajo para destrabar el conflicto que mantienen con la patronal, la que cesó sus actividades y dejó a los trabajadores abandonados a su suerte y debiéndoles una abultada suma.

Los protagonistas del conflicto son unos 22 obreros de esta firma dedicada al almacenamiento y fraccionamiento de fertilizantes, y que en el plano gremial cuentan con el respaldo y asesoramiento de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Villa Constitución.

La empresa, cuyas instalaciones además fueron recientemente clausuradas por la comuna por el permanente incumplimiento de una serie de medidas funcionaba en lo que eran las instalaciones de la ex fábrica Villber.

Los trabajadores, que en declaraciones a medios de Villa Constitución expresaron su disconformidad con el Sindicato de Carga y Descarga que debería representarlos, intentan que se les salde la abultada deuda salarial. Mientras tanto, la comuna los asiste para que puedan satisfacer necesidades básicas ya que el predio carece de energía eléctrica y agua.

Logística Portuaria "es un emprendimiento que nos llegó en el 2005; le dimos una habilitación provisoria en el 2006 pero con una serie de requerimientos que tenía que cumplir para empezar a funcionar. Nunca presentó nada, ni en la Comuna ni en la Provincia, por lo que a fines el 2007 decidimos la primera clausura", recordó el presidente comunal de Pavón, Carlos Godoy, quien agregó: "Ellos revocaron la medida a través de un juez, siguieron funcionando y le hicimos la clausura definitiva hace tres meses. Nosotros hablamos con la gente, convocamos al sindicato (de Carga y Descarga), a la CTA, al Ministerio de Trabajo para que vean la condición en la que estaba la gente", explicó el mandatario al villense Diario del Sur. "Quisimos verificar si los trabajadores estaban en blanco porque sabíamos que iba a llegar este momento donde la empresa no podía seguir funcionando y los mayores perjudicados iban a ser ellos", añadió.

Agregó que "en su momento la gente pensó que le estábamos quitando la fuente de trabajo, ahora se dan cuenta que nosotros le fuimos con la verdad y que realmente ellos eran esclavos de la empresa y ahora tienen sueldos impagos de dos o tres meses".

"En la lona". En tanto, los trabajadores manifestaron sentir "bronca" y encontrarse "en la lona". Aseguran que los empresarios "de un día para otro no vinieron más, no dijeron nada" y calificaron a la relación con la patronal como "inhumana".

"Nos sentimos agraviados, golpeados, porque nos cortaron la luz dos meses atrás, nos tuvieron sin agua, que hayan despedido gente que estaba enferma por un accidente laboral", expresó Carlos Barloq, uno de los trabajadores que explicó que trabajaban casi 20 horas diarias, sin elementos de seguridad y cobrando un salario de entre 400 y 500 pesos por semana. "El maltrato y la inhumanidad fue total" y recordaron que su propio gremio los abandonó "sin siquiera conocerles la cara".

Comentá la nota